X

Las redes y la calvicie del Presidente

Las redes y la calvicie del Presidente

22/11/2018 15:13

 

El pasado martes 13 algunos medios argentinos -varios, por cierto- pusieron en agenda una nota en apariencia irrelevante para el acontecer social nacional: el presidente Mauricio Macri se probó un producto para controlar la calvicie y lo compartió a través de un video en sus cuentas oficiales de Instagram y Facebook. Así, palabras más palabras menos, titularon los diarios.

Si escarbamos un poco más allá del risueño titular, se llega a saber -aunque no todos los medios lo expusieron así- que semejante hecho tuvo lugar en el marco de una reunión que el mandatario mantuvo con dueños de una empresa cosmética local que desarrolló y exporta el producto gracias a la colaboración de investigadores científicos del Conicet. Los medios, por tanto, podrían haber puesto el foco en el desarrollo de la actividad comercial nacional, en el perfil innovador de las empresas del área o en las políticas de vinculación entre el sector científico y los emprendimientos privados. Pero no. Fueron varios los diarios y portales que prefirieron destacar el ¿sorpresivo? gesto presidencial, casualmente en un contexto en donde abundan temas más imperiosos y acuciantes (la lista, honestamente, sería extensa). Siendo así ¿qué vuelve noticiable la trascendida performance de Macri? ¿Por qué ese encuadre?

Como ya lo hemos señalado en una nota anterior, en ocasión de revisar algunas presentaciones mediáticas de la gobernadora María Eugenia Vidal, los funcionarios de Cambiemos cumplen al pie de la letra la receta de ese tipo de liderazgo que el discurso académico define como liderazgo de proximidad. Una construcción anti-carismática que ubica al político en el lugar de “hombre común”, cercano, próximo y, sobretodo, localista: es en el aquí y ahora en el que el político se inserta, atendiendo a una situación de modo personal. Cierto es que dicha estrategia no es exclusiva de Cambiemos, aunque sí es este espacio el que la ha explotado en los últimos años, tanto a nivel nacional como provincial. 

 

 

¿De qué modo, entonces, podemos reconocer esta estrategia en los videos que fueron publicados en las redes en relación al producto “Eco Hair”? En primer lugar, aclaramos que los videos fueron publicados en forma de stories tanto en la cuenta de Instagram como en su página de Facebook, contenido que, como tal, desaparece a las 24 horas de su publicación. Por lo tanto, ya no tenemos acceso a ese material, aunque en su cuenta de Facebook, unas horas después, el video fue adaptado y publicado de forma “permanente”. Allí se lo ve a Macri ingresando a uno de los recintos de la Casa Rosada, mascando chicle y saludando a “Sergio y Yramis”, dos de los socios de este emprendimiento. Espontáneo como suele aparecer en sus presentaciones públicas, de camisa y sin corbata, prueba la loción, hace chistes al respecto e, incluso, alerta: “en 90 días le voy a preguntar a mi mujer si ve un cambio”.  Risas varias mediante, es esto -y sólo esto- lo que lo que la mayoría de los medios recogió de esa reunión. 

Esta forma de auto-presentación no se agota, claro está, en este video, sino que constituye una verdadera estrategia política de construcción de liderazgo que tiene a las redes sociales en el centro de la escena. Facebook e Instagram son, según la última encuesta de Consumos Culturales realizada por el SInCA (Sistema de Información Cultural de Argentina), las dos redes sociales que más usamos los argentinos y, en efecto, las que el Presidente utiliza de manera diaria. Desde contenidos eminentemente íntimos -como fotos con Antonia o Juliana- a videos o fotos de corte político-institucional, todas sus publicaciones replican esta “espontaneidad”, esa forma siempre descontracturada y poco protocolar. Las imágenes, de hecho, son en su mayoría “testimoniales”, esto es, una captación del instante del acontecimiento; en oposición a algunas (pocas) más de tipo “pose”. 

Lo más significativo del caso no es, por cierto, esa peculiar presentación de sí que ya parece ser una marca de estilo en Macri sino, más bien, la noticiabilidad de la publicación que dejó en segundo plano al encuentro oficial y el modo en que el discurso de los medios recupera y presenta la discursividad de la figura presidencial. Una simple “nota de color” se transforma en el único modo en el que la mayoría de los medios se hacen eco de una reunión que, como dijimos, bien podría ser enfocada desde otro ángulo, justo en un momento en el que se sigue discutiendo sobre el presupuesto del año entrante y en el que el apoyo a la ciencia y la tecnología parecieran quedar relegados en el orden de prioridades del gobierno nacional. Cambiemos propone y los medios disponen. 

Las redes y la calvicie del Presidente

Becaria posdoctoral del CONICET-Centro de Investigaciones en Mediatizaciones (CIM) / Universidad Nacional de Rosario (UNR)

 

El pasado martes 13 algunos medios argentinos -varios, por cierto- pusieron en agenda una nota en apariencia irrelevante para el acontecer social nacional: el presidente Mauricio Macri se probó un producto para controlar la calvicie y lo compartió a través de un video en sus cuentas oficiales de Instagram y Facebook. Así, palabras más palabras menos, titularon los diarios.

Si escarbamos un poco más allá del risueño titular, se llega a saber -aunque no todos los medios lo expusieron así- que semejante hecho tuvo lugar en el marco de una reunión que el mandatario mantuvo con dueños de una empresa cosmética local que desarrolló y exporta el producto gracias a la colaboración de investigadores científicos del Conicet. Los medios, por tanto, podrían haber puesto el foco en el desarrollo de la actividad comercial nacional, en el perfil innovador de las empresas del área o en las políticas de vinculación entre el sector científico y los emprendimientos privados. Pero no. Fueron varios los diarios y portales que prefirieron destacar el ¿sorpresivo? gesto presidencial, casualmente en un contexto en donde abundan temas más imperiosos y acuciantes (la lista, honestamente, sería extensa). Siendo así ¿qué vuelve noticiable la trascendida performance de Macri? ¿Por qué ese encuadre?

Como ya lo hemos señalado en una nota anterior, en ocasión de revisar algunas presentaciones mediáticas de la gobernadora María Eugenia Vidal, los funcionarios de Cambiemos cumplen al pie de la letra la receta de ese tipo de liderazgo que el discurso académico define como liderazgo de proximidad. Una construcción anti-carismática que ubica al político en el lugar de “hombre común”, cercano, próximo y, sobretodo, localista: es en el aquí y ahora en el que el político se inserta, atendiendo a una situación de modo personal. Cierto es que dicha estrategia no es exclusiva de Cambiemos, aunque sí es este espacio el que la ha explotado en los últimos años, tanto a nivel nacional como provincial. 

 

 

¿De qué modo, entonces, podemos reconocer esta estrategia en los videos que fueron publicados en las redes en relación al producto “Eco Hair”? En primer lugar, aclaramos que los videos fueron publicados en forma de stories tanto en la cuenta de Instagram como en su página de Facebook, contenido que, como tal, desaparece a las 24 horas de su publicación. Por lo tanto, ya no tenemos acceso a ese material, aunque en su cuenta de Facebook, unas horas después, el video fue adaptado y publicado de forma “permanente”. Allí se lo ve a Macri ingresando a uno de los recintos de la Casa Rosada, mascando chicle y saludando a “Sergio y Yramis”, dos de los socios de este emprendimiento. Espontáneo como suele aparecer en sus presentaciones públicas, de camisa y sin corbata, prueba la loción, hace chistes al respecto e, incluso, alerta: “en 90 días le voy a preguntar a mi mujer si ve un cambio”.  Risas varias mediante, es esto -y sólo esto- lo que lo que la mayoría de los medios recogió de esa reunión. 

Esta forma de auto-presentación no se agota, claro está, en este video, sino que constituye una verdadera estrategia política de construcción de liderazgo que tiene a las redes sociales en el centro de la escena. Facebook e Instagram son, según la última encuesta de Consumos Culturales realizada por el SInCA (Sistema de Información Cultural de Argentina), las dos redes sociales que más usamos los argentinos y, en efecto, las que el Presidente utiliza de manera diaria. Desde contenidos eminentemente íntimos -como fotos con Antonia o Juliana- a videos o fotos de corte político-institucional, todas sus publicaciones replican esta “espontaneidad”, esa forma siempre descontracturada y poco protocolar. Las imágenes, de hecho, son en su mayoría “testimoniales”, esto es, una captación del instante del acontecimiento; en oposición a algunas (pocas) más de tipo “pose”. 

Lo más significativo del caso no es, por cierto, esa peculiar presentación de sí que ya parece ser una marca de estilo en Macri sino, más bien, la noticiabilidad de la publicación que dejó en segundo plano al encuentro oficial y el modo en que el discurso de los medios recupera y presenta la discursividad de la figura presidencial. Una simple “nota de color” se transforma en el único modo en el que la mayoría de los medios se hacen eco de una reunión que, como dijimos, bien podría ser enfocada desde otro ángulo, justo en un momento en el que se sigue discutiendo sobre el presupuesto del año entrante y en el que el apoyo a la ciencia y la tecnología parecieran quedar relegados en el orden de prioridades del gobierno nacional. Cambiemos propone y los medios disponen.