Tensión gobierno - gremios

La CGT rebelde prepara un operativo resistencia en Ezeiza por Pablo Moyano

Hugo Moyano confirmó que movilizarán a recibir a su hijo. Las críticas al pedido de detención fueron acompañadas por el titular de la CTA Autónoma, bancarios, Smata y canillitas.

“Todo esto es apriete”, sintetizó Hugo Moyano este lunes al ser consultado sobre el pedido de detención de su hijo, Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, quien está acusado de integrar una asociación ilícita. Anticipó que, junto a trabajadores y delegados, se movilizarán hasta Ezeiza, a la llegada de su viaje, para manifestarle su respaldo.

 

“Hemos recibido solidaridad de organizaciones sociales, gremiales y políticos. Ellos creen que doblegando a los Moyano, encarcelándolos, avanzan sobre toda la dirigencia gremial y fundamentalmente contra los trabajadores. Ese es su objetivo”, dijo Hugo Moyano en Radio 10, quien no ahorró en críticas al referirse a la administración que encabeza Mauricio Macri: “Este es el peor gobierno de la historia que hemos tenido. Es un hombre incapaz de gobernar, es un instrumento del poder, del Fondo Monetario Internacional, y tratan de hacer daño a quienes nos resistimos a tener un país colonizado”, dijo.

 

Teniendo en cuenta que Pablo Moyano se encuentra por estos días en Singapur participando del Congreso Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF, por sus siglas en inglés), el líder de Camioneros anticipó que movilizarán hasta Ezeiza como muestra de resistencia. Lo harán en un momento de fuerte disputa del poder, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones 2019 y los vínculos de los Moyano con la ex presidenta Cristina Kirchner, con quien se reunieron hace unos meses para empezar a trabajar en el armado de “un frente común” para la próxima ronda electoral.

 

 

“Los delegados y muchos trabajadores quieren ir a recibir a Pablo, para demostrarle su solidaridad y (expresarle) que están respaldando la gestión que está realizando. Y que esto es un invento porque auditaron el gremio, la obra social y como no encuentran nada raro, van a Independiente”, remarcó Moyano, en referencia a la causa por la que se le pidió la detención. Cabe recordar que fiscal de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, avanzó judicialmente ante presuntas operaciones ilegales de las que Moyano hijo habría tomado parte con barrabravas del Club Atlético Independiente, club en el que se desempeña como vicepresidente.  

 

“Quieren terminar con los que se resisten a este desastre”, completó Hugo Moyano y recordó que la comisión directiva que está en la mira de la justicia estuvo integrada por el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo.

 

 

 

El domingo, el secretario General de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, calificó el pedido del fiscal como “persecución política a los opositores al Gobierno” y anticipó que serán “un montón de trabajadores los que vayamos a recibir a Pablo” al aeropuerto.

 

Con el mismo tenor crítico se expresaron este lunes Omar Plaini, secretario general del Sindicato de Canillitas; Pablo Micheli, de la CTA Autónoma y Ricardo Pignanelli de Smata.

 

"Vamos a estar allí en Ezeiza para recibir a Pablo Moyano, apoyarlo en lo que necesite", dijo Plaini en Radio Diez y consideró que “el gobierno tiene que cesar con la persecución a opositores, desde Milagro Sala para acá no han parado de perseguir dirigentes opositores".

 

 

 

Por su parte, ante Crónica Anunciada, Micheli aseguró que “todos los que nos oponemos a este gobierno somos perseguidos” y consideró que la administración de Cambiemos “hace rato que quieren ver presos a los Moyano, pero ellos van a seguir peleando porque son luchadores”.

 

 

 

En tanto, Pignanelli cuestionó a Macri por no respetar “la Constitución y el debido proceso”. “El gobierno se está equivocando feo y esto termina mal, porque termina en revanchismo. Y los argentinos no estamos para revanchismo”, dijo el líder de Smata y agregó que “sería una locura que detengan a Pablo Moyano. El gobierno no va a solucionar nada así”.

 

 

 

Nicolás Posse no llegó a los seis meses en el cargo.
Karina Milei, secretaria general de la Presidencia.

También te puede interesar