Un mes sin Santiago Maldonado

Para Larreta, la represión fue un operativo para “neutralizar la violencia”

El jefe de Gobierno pidió que "la Justicia investigue" la responsabilidad individual de los efectivos en la marcha del viernes. Agradeció la ayuda de “dos mil voluntarios” que limpiarán la Ciudad.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sostuvo que la represión que aplicaron las fuerzas de seguridad a su cargo durante la marcha del viernes pasado por la aparición con vida de Santiago Maldonado fue un operativo para “neutralizar la violencia”, aunque pidió esperar que “la Justicia investigue” para determinar cuál fue la actuación individual de los efectivos.

 

“El viernes hubo una situación de violencia muy fuerte de un grupo minúsculo, porque la gran mayoría de la gente se manifestó en forma pacífica. Hubo gente que empezó a concentrarse desde las tres de la tarde y no hubo ningún problema durante todo el acto. Los incidentes empezaron pasadas las ocho y media, nueve de la noche, cuando ya estaban prácticamente todos desconcentrados”, relató Larreta.

 

En diálogo con radio La Red, especificó que los incidentes fueron provocados por “un pequeño grupo, muy violento, que empezó a tirar las vallas, a tirarle piedras a la Policía, a pintar todo el centro de la Ciudad, el Cabildo, la Pirámide de Mayo”, y también a “romper y quemar contenedores de basura”.

 

Consultado por el periodista Luis Novaresio sobre si estos actos de vandalismo fueron espontáneos o estuvieron motivados, observó: “Fueron violentos; si fue espontáneo o premeditado, lo tiene que investigar la Justicia”. “Nuestra responsabilidad fue la de neutralizar la situación de violencia lo más rápido posible, y eso fue lo que se hizo el viernes a la noche”, enfatizó el jefe de Gobierno.

 

Larreta explicó que en estos casos “se hace un sumario interno para determinar la actuación de cada uno de los policías”. Precisó que hay 20 efectivos heridos, pero aclaró que “no tiene que haber” policías sin identificación. “Es parte de lo que se investiga”, acotó, y concluyó que, “hasta que no se demuestre lo contrario”, la Policía actuó dentro de la ley.

 

LA CIUDAD POST-MARCHA. El alcalde porteño celebró que tras las desmanes en la Plaza de Mayo y alrededores, “se anotaron dos mil voluntarios” para reparar los daños. “Antes de que hiciéramos la convocatoria, mucha gente ya nos había escrito voluntariamente. Surgió de gente que espontáneamente se nos ofreció para ayudar”, destacó.

 

Y agregó: “Nosotros tenemos que limpiar todo el centro de la Ciudad. Cuanta más gente colabore, mejor. Nuestra actitud es, siempre que podamos, hacer participar a los vecinos de la Ciudad”. 

 

Ariel Lijo, candidato a juez de la Corte Suprema. 
Victoria Villarruel. 

También te puede interesar