Elecciones 2017

La grieta en el bloque PJ del Senado: pichettistas, cristinistas y conciliadores

La llegada de la ex presidenta abre un gran interrogante sobre el futuro de la bancada mayoritaria en la Cámara alta. ¿Podrá conservar la unidad? ¿Quiénes están de uno y otro lado?

Un mapa multicolor y tres grandes continentes. Así podría describirse la grieta que desvela al peronismo en uno de sus refugios más fuertes de poder: el Senado de la Nación. Y es que el regreso de Cristina Kirchner a la Cámara alta obliga al PJ a replantear su futuro en medio de un debate que divide a “pichettistas”, “cristinistas” y conciliadores, con la presidencial de 2019 entre ceja y ceja.

 

El interrogante en torno a la presencia de Cristina en el Senado volvió a encenderse con fuerza en las últimas horas. Invitado estelar en un mitín peronista, Miguel Pichetto insistió con la idea de que la ex presidenta debería conformar su propio bloque y hasta se animó a sostener que la candidata de Unidad Ciudadana “representa una expresión de centroizquierda”, a diferencia del justicialismo, que “no es solamente eso”.

 

“La construcción de un partido no es un hecho menor y ese partido debería tener un correlato en el proceso de construcción legislativa”, planteó el rionegrino durante un nuevo lanzamiento de la revista Movimiento 21, en el hotel Castelar, ocasión en la que se preguntó cómo puede el peronismo construir gobernabilidad y ser al mismo tiempo una alternativa de poder.

 

 

Se sabe que no tendrá el mismo efecto un regreso triunfal de Cristina que una victoria por un puñado de votos, como sucedió en las PASO, o -en el peor de los casos- ganando sólo la banca por la minoría. En cualquier escenario, ningún senador del bloque será ajeno a su presencia, y en los pasillos la pregunta es una sola: ¿Podrá conservarse la unidad?

 

MODELO PARA ARMAR. El neuquino Marcelo Fuentes, quien supo ser espada del kirchnerismo antes de la llegada de Mauricio Macri al poder, anticipó sin vueltas el tenor de la discusión que se viene y dejó en claro que no son los “cristinistas” quienes deben emigrar. “Quien se sienta incómodo con Cristina tendrá que abandonar el bloque”, sugirió. Una muestra de quién es, para el senador, la líder indiscutible.

 

En la vereda de enfrente se plantó otro legislador, Rodolfo Urtubey, quien no dudó en respaldar a Pichetto y sostuvo que “una supuesta unidad que pueda significar que Cristina retome la conducción política de toda la oposición no conduce de modo alguno a generar una opción de poder para 2019”.

 

Pero en ese ida y vuelta, no todo es blanco o negro. En la discusión sobre el futuro del bloque también hay “conciliadores” y, en ese montón, ya se alistó la senadora que ingresó al Congreso en 2013 de la mano del propio Pichetto, Silvina García Larraburu. A diferencia de su comprovinciano, la barilochense opinó que “de cara a lo que está sucediendo en Argentina, mantener la unidad sería lo más inteligente”.

 

“Lo ideal es mantenernos unidos en el bloque, como se mantuvo este año a pesar de que a principios de año hubo versiones y pronósticos de ruptura que finalmente fallaron”, declaró García Larraburu a medios patagónicos.

 

Con mayor cautela se expresó la entrerriana Sigrid Kunath, que responde directamente al gobernador Gustavo Bordet. “Prefiero no hacer hipótesis sobre declaraciones de otros. Pertenezco al bloque PJ-FpV y desde que asumí y creo que es precipitado imaginar qué sucederá en el bloque en diciembre”, manifestó a la prensa de su provincia. Pedro Guastavino, el otro representante del peronismo entrerriano, fue amigo personal del ex presidente Néstor Kirchner, pero no tuvo la misma relación con Cristina y hoy es más cercano a Pichetto, lo que hace suponer que después del 10 de diciembre seguirá sus pasos.

 

 

 

NÚMEROS SOBRE LA MESA. Hasta el 10 de diciembre, el bloque mayoritario tiene 36 miembros y un kirchnerismo duro fácilmente identificable: los citados Fuentes y Larraburu, la correntina Ana Almirón, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, las santacruceñas Virginia García y María Esther Labado, los chubutenses Nancy González y Mario País, la chaqueña María Inés Pilatti Vergara y la santafesina María de los Ángeles Sacnun.

 

De repetirse el resultado de las PASO en octubre, el PJ-FpV perderá a una de las representantes por Santa Cruz y, además, sumaría ni más ni menos que a Jorge Taiana por Buenos Aires. Es decir que, de mínima, Cristina lideraría una tropa de diez senadores -contándola a ella-, un número interesante para incomodar a Cambiemos, aunque con mucho menos poder de fuego que el bando de Pichetto.

 

Un eventual bloque liderado por el rionegrino quedaría conformado por 19 miembros. Los senadores actuales que tomarían este camino, según supo Letra P, son los mencionados Urtubey, Guastavino y Kunath, más el chaqueño Eduardo Aguilar, los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin, los catamarqueños Inés Blas y Dalmacio Mera, los fueguinos Julio Catalán Magni y José “Nato” Ojeda, el correntino Carlos “Camau” Espínola -si es que pierde la elección a gobernador-, los formoseños Teresa González y José Mayans y el santafesino Omar Perotti.

 

Cristina Kirchner lideraría una tropa de diez senadores -contándola a ella-, pero al menos 19 seguirían los pasos de Miguel Pichetto.

A ellos se sumarían,  de acuerdo a las proyecciones de las primarias, el jujeño Guillermo Snopek, la riojana Florencia López y los sanjuaninos Rubén Uñac y Cristina López de Abarca, todos debutantes en el Senado.

 

No se descarta que, además, Pichetto intente pescar en otros ríos y busque sumar a peronistas que hoy integran otros bloques pequeños o unipersonales y que responden a caciques provinciales. Es el caso de la salteña Cristina Fiore -fiel a Juan Manuel Urtubey-, el cordobés Carlos Caserio -emisario de Juan Schiaretti- y los pampeanos Daniel Lovera y Norma Durango -representantes de Carlos Verna-.

 

Otra incógnita es qué pasará con Carlos Menem, cuya candidatura por el PJ riojano fue respaldada por Pichetto. Hoy el ex presidente tiene un monobloque y su voto resultó ser clave en más de una sesión. ¿Pegará el salto a un posible bloque justicialista?

 

El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto.

También te puede interesar