X

La cámara que nuclea a los productores lecheros del oeste bonaerense reclama “un plan por cuenca, presupuesto, financiamiento, y cumplimiento”. Advierten freno en la suba del precio por litro.

Redacción 18/08/2017 13:27

La Cámara de Productores de la Cuenca Oeste bonaerense (Caprolecoba) realizó un diagnóstico del estado de situación de los tamberos de la región, focalizando en el impacto que para ellos tuvo en fuerte avance del agua en diversos distritos y en la falta de trabajos hídricos de fondo para revertir este preocupante panorama. “Han crecido los problemas en la cuenca oeste de Buenos Aires, donde los desbordes hídricos alcanzan en agosto cada vez más áreas”.

En este sentido, la entidad advirtió que esto se da “en el contexto de cuencas mal manejadas desde hace mucho, y con un déficit de infraestructura de parecida antigüedad, el agua corre en superficie y por debajo de ella. Y todo empeora donde llueve más de la cuenta en pleno invierno, como ahora”.

Al subrayar que la expectativa de una solución de fondo “se traslada a lo que pueda empezar a implementarse de aquí en más”, en Caprolecoba se enfatizó: “Se necesita un plan por cuenca, presupuesto, financiamiento, y cumplimiento”.

Para acentuar este inquietante escenario que persiste en el ámbito de la producción láctea, se advirtió que en agosto se frenaron las subas en el precio de la leche: “Con el paso de los días se verá cuánto influyeron la real situación de las empresas o las ventas, las incipientes campañas de congelamiento de precios en algunas cadenas minoristas, o las poco estimulantes condiciones del mercado externo (para nuestros niveles de competitividad); pero el asunto es que en agosto, en la cuenca oeste, se detuvo la recuperación del precio de la leche, y la mayoría de las industrias no se muestran ‘tomadoras’ y han ido anunciando que no pueden más que repetir los precios del mes previo”.

“Es duro para el segmento de los productores que todavía no han terminado de colocar sus tambos sobre el asfalto, después de peludear mucho para poder sacarlos del zanjón, detrás de la banquina”, alertaron para concluir: “Nuestra actividad terminó el primer semestre con una ajustada relación oferta - demanda. Y la perspectiva para la segunda mitad del año nos marcaba que la producción crecería más que el consumo, por lo que resultará importante para poder sostener nuestros precios, que pueda reactivarse el mercado interno, y puedan crecer las exportaciones”.