X

La senadora por Jujuy buscará este año renovar su mandato en la Cámara alta, donde el oficialismo aspira a quedarse con dos bancas. Morales, Milagro Sala y el rol del peronismo.

Por 13/07/2017 19:37

Buscará su tercer mandato como senadora nacional en un escenario por primera vez adverso. Su provincia, Jujuy, está en manos del radicalismo desde diciembre de 2015, y el gobernador Gerardo Morales aspira a quedarse con las dos bancas que le corresponden a la mayoría, hoy en manos del peronismo. Liliana Fellner será la única mujer que encabece la boleta de precandidatos a senadores nacionales dentro de las primarias del Frente Justicialista, en las que se presentarán seis listas en el mes de agosto.

“Lo llevo con mucho orgullo, es un desafío. La lista se llama “Sí, por la igualdad”, y tiene que ver con la igualdad de oportunidades y de acceso, algo que ya vemos que tanto en Jujuy como a nivel nacional está en retroceso”, explica Fellner vía telefónica en  viaje entre Monterricos y Perico, desde donde dialogó con Letra P.

Fellner estará acompañada en la boleta por Héctor Huespe, un joven abogado jujeño, activista en temas de medio ambiente, y llevará como primer precandidato a diputado nacional al intendente de El Carmen, Adrián Mendieta.

BIO. Nació el 28 de abril de 1957 en San Salvador de Jujuy. Se recibió de bioquímica en la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la Universidad Nacional de Tucumán. En 1999 asumió como secretaria de Cultura y Turismo de la Provincia de Jujuy. Durante su gestión se postuló a la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad. Fue diputada nacional por la provincia entre 2003 y 2005 y luego pasó al Senado. En 2011, la lista de senadores que encabezó Walter Barrionuevo, seguido por Fellner, cosechó el 53. Su hermano, Eduardo, fue tres veces gobernador de Jujuy.

-¿Cómo plantearon la campaña?

-Hemos planteado la idea de tener una campaña limpia, tanto en el sentido de no poner pegatinas en cualquier lugar, ni pintar puentes ni paredes ni postes de luz que son de todos, sino también en la idea de no agresión entre los candidatos, de plantear propuestas, de pensar soluciones.

-¿Por qué el peronismo va a las primarias con seis listas?

- Decidimos que cada compañero que quería presentarse podía hacerlo, para garantizar la pluralidad del Frente Justicialista. Tenemos una situación particular en Jujuy, porque el partido está intervenido. Y vamos a tener lo que llamamos PASO espejo, porque a nivel local no tenemos primarias. Sin embargo, decidimos que se va a utilizar el sistema D´Hont tanto para los cargos nacionales como para armar una lista única en las listas de diputados provinciales y concejales.

-¿Cuál es el eje de la campaña?

-El de nuestra lista es la igualdad de oportunidades y de acceso. No solamente estamos en un país desigual sino también en una provincia más desigual. Las políticas de Cambiemos generan cada vez más desigualdad. Así como a nivel nacional desaparecen el plan Progresar y el plan Conectar Igualdad, en Jujuy no tenemos más la tarjeta alimentaria.

-¿En qué línea se ubican respecto de la situación del peronismo nacional?

-Esta es una campaña puramente provincial. A pesar de que algunos candidatos ya se han ido a sacar fotos con referentes de Buenos Aires, yo insisto en que el voto de un senador de Jujuy vale exactamente igual al voto de un senador de la provincia de Buenos Aires. Y nosotros tenemos que defender nuestra provincia, los intereses de los jujeños, tenemos que aprender que un voto vale igual.

-¿En caso de ser reelecta, cómo imagina el rol del peronismo en el Senado a partir del próximo año, con la nueva composición?

-Lo que que pasó en la última sesión, que se levantó a las apuradas porque el oficialismo no quiere saber lo que está pasando, no quiere asumir la realidad, no quiere escuchar lo que pasa con las pensiones por discapacidad, con los planes Progresar, fue un antes y después en la ética del Senado. Yo creo que tendremos que pensar mucho qué significa ser oficialista y que es ser opositor. Tenemos que ver para qué nos ha votado la gente. Lo de ayer fue un antes y un después de la división de poderes y el rol del Senado.

-Usted hace una evaluación negativa de la gestión de Gerardo Morales. Sin embargo, está bien posicionado en las encuestas, ¿cómo se explica?

-Vamos a ver cómo reacciona la gente en las elecciones. Morales lleva un año y medio como gobernador, tiene una prensa totalmente cooptada. Pero ya sabemos que no se puede mentir a todos todo el tiempo. En Jujuy se dio marcha atrás en muchas cosas. Están haciendo la ampliación del aeropuerto pero no tenemos una nueva ruta, tenemos las grandes mentiras del plan Belgrano mientras hay gente viviendo en contenedores desde el 7 de enero, cuando fue el alud en Volcán. Nadie les da ninguna solución. En igualdad de oportunidades hemos retrocedido. Ya no hay más viajes a Chapadmalal para los chicos de la provincia. ¿Sabe lo que era para un chico de Jujuy poder viajar a conocer el mar? Fue algo en lo que nosotros trabajamos mucho. Han retirado la tarjeta alimentaria y se han vuelto a las cajas PAN, que incluso tienen alimentos vencidos.

-¿Cree que el caso Milagro Sala va a influir en la campaña?

-Alguna gente sigue diciendo que ahora puede transitar por Jujuy libremente, sin cortes de ruta. Nosotros estamos viendo cómo hace la gente ahora para transitar, cuando le aumenta el combustible todo el tiempo y no puede ni pagar el boleto de colectivo.