ACTO DE UNIDAD CIUDADANA EN ARSENAL

Sin definir candidatura, CFK llamó a “ponerle un freno a este Gobierno”

La ex presidenta convocó a “la unidad de todos los argentinos”. Criticó el impacto de las medidas económicas y el endeudamiento: “No quieren dar 100 años de deuda”.

En un estadio de Arsenal colmado, la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández inauguró en público el espacio político Unidad Ciudadana, criticó el rumbo económico de Cambiemos y evitó definiciones respecto a una hipotética candidatura a senadora nacional en las próximas Legislativas. El discurso, que se prolongó por casi una hora, hizo eje en los problemas de la economía diaria que según CFK generó el Gobierno de Mauricio Macri con medidas como los aumentos de tarifas, quita de subsidios, y bajas en pensiones y remedios. El momento más álgido del evento fue cuando, entre canticos, los presentes pidieron por “Cristina Senadora”. A lo que la dirigente contestó: “Miren, he tenido en mi vida todos los honores y los cargos que me dieron ustedes (…) Quiero decirles que he vengo ahora a sumarme como una más, a poner el cuerpo, la cabeza y el corazón. Vengo a sumarme a este espacio porque, en serio, esta preocupación, esta indignación, esta tristeza que recorre esta sociedad me conmueve. No me parece justo que estemos sufriendo, que nos hayan desorganizado la vida así. Siento que le han desorganizado la vida a la sociedad”.

 

En este sentido, siguió en la línea de cuestionamientos a los lineamientos económicos para centrarse en la definición más fuerte del evento: “La gente podía planificar a fin de mes, sabía lo que podía gastar y ahorrar, sabía lo que podía separar para las vacaciones. Eso es tener la vida organizada, y eso es lo que han venido a romper. La gente tenía proyectos, necesitamos ponerle un límite, un freno a este gobierno en las próximas elecciones, para que pare el ajute. Las próximas elecciones son parlamentarias y son el diseño que el sistema político adoptó en nuestra Constitución y son para expresas si se está o no de acuerdo con un gobierno”.

 

El acto tuvo algunas características particulares, como un escenario bajo, casi a la altura del público. Además, desde lo gestual, Cristina evitó canticos contra el macrismo y hasta un pedido de Cristina Presidenta. El tono fue conciliador, pero dejó en claro que “hay dirigentes que se la pasan especulando con qué va a pasar de acá al 2019, de que 19 me están hablando, quiero que los 42 millones lleguen al 19, no un dirigente. ¿Qué ganamos con la especulación? Se trata de nuestro país, que pueda volver a tener futuro”. Mientras desde uno de los palcos observaban varios de los intendentes del Conurbano, Daniel Scioli y el anfitrión de Avellaneda, Jorge Ferraresi, la ex presidenta aseguró que “tengo claro que tenemos pasado, no nací de un repollo, el problema es que con ellos no tenemos futuro. Este presente de angustia, de no llegar a fin de mes, como me contaba Ema del centro de jubilados La Primavera, prenden dos horas la calefacción por miedo a la factura y se acuestan temprano por el frío. ¿Cómo nos pueden decir que nos van a endeudar por 100 años, es incomprensible. Entonces hay que poner un freno, porque así no se puede seguir”.

 

Lejos de referencias personalistas y de hablar de puestos legislativos, Cristina se refirió a la conformación de un nuevo espacio político, Unidad Ciudadana, al que describió como un espacio amplio. “Vinimos a ayudar y construir, para destruir ya están ellos. Quiero volver a ser parte de un movimiento político donde los importante es el pueblo, los comerciantes, los que sufren, los que necesitan. Esta es la argentina que queremos, esto es Unidad Ciudadana”.

 

“Quiero decirles que les había pedido que cada uno viniera con su bandera, porque de esta manera podemos vernos, escucharnos, mirarnos a los ojos, que tanta falta nos hace a los argentinos. Sentir lo que le está pasando al otro. Sé lo que está pasando, y ustedes también lo saben. Hoy no hay ningún argentino que no conozca a alguien que no haya tenido problemas de trabajo. “Ayer nos desayunamos con la última, además de  la deuda de casi 100 mil millones, nos quieren dar 100 años más de deuda. Organicemos a nuestros compatriotas. Tenemos que organizarnos”, explicó y agregó: “Creo que lo importante es canalizar esta decisión ciudadana en organizar a la sociedad. Los conovoco a la unidad de todos los argentinos, porque estoy convencida de que esta etapa histórica no es una cuestión de partidos políticos”.

 

El final del acto tuvo un tono emotivo. “Los números no dan, en las economía y los hogares, en los comercios, no dan en pymes que están al borde de la ruina, no les dan a los científicos. Por eso es importante y creo que esta unidad ciudadana tiene que representar las voces, los intereses necesidades, todos los problemas que hoy tiene la sociedad”, señaló y, a continuación, convocó al escenario a becarias del Conicet que perdieron becas; docentes de la Universidad Jauretche que padecieron el recorte de fondos para investigaciones sociales; médicos que reclamaron medicamentos; alumnos de secundario y vecinos que padecen el aumento de tarifas y beneficios.

 

Guillermo de Rivas, Adriana Nazario y Guillermo Parodi compiten por la intendencia de Río Cuarto. 
Axel Kicillof y su equipo de gobierno en la marcha de la CGT. Foto: Pilar Camacho.

También te puede interesar