Cruje el sector

Pichetto acordó con Weretilneck el Defensor del Pueblo y volvió a dividir al FpV

Los legisladores acordaron con el oficialismo el apoyo de un dirigente cercano al senador peronista. Nuevo indicio de ruptura.

En otra muestra de la división que existe en el Frente para la Victoria de Río Negro (FpV), el sector del bloque legislativo que responde al senador nacional Miguel Ángel Pichetto volvió a diferenciarse del resto de la bancada al trabajar por un candidato opuesto al que la mayoría de la fuerza impulsa en la elección del Defensor del Pueblo. Javier Iud, Ariel Rivero y María Maldonado, todos del riñón pichettista, le dieron los votos al oficialismo a cambio del segundo cargo.

 

De esa manera, una nueva muestra de las diferencias internas en la principal fuerza opositora rionegrina salió a la luz. Al igual que en la votación del Plan Castello (el pedido de deuda para obras que presentó en la Legislatura el gobernador Alberto Weretilneck), cuando un puñado de diputados votó en forma dividida la aprobación del proyecto que también impactó en el FpV, que hace pocos días se lanzó como frente electoral en la ciudad de Choele Choel. En total, este jueves, tres legisladores identificados con Pichetto, sobre un total de 17 que forman parte de la bancada (que es la primera minoría de la Cámara), votaron en disidencia y lograron la fractura del bloque peronista. Tres votos opositores más (la UCR y el Frente Progresista) dieron el número.

 

Ahora, en la renovación de autoridades de la Defensoría, que ostentaba la oficialista Nadina Díaz, hija de un representante de Villa Regina de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido del gobernador, la negociación volvió a poner un manto de sospecha sobre el rol del pichettismo en Viedma. Como defensora quedó la actual adjunta Adriana Santagati, mujer del gremialista Juan Carlos Scalesi. 

 

ESTRATEGIA. Aunque es minoría, el sector ligado a Pichetto en la Legislatura operó para instalar como segundo al mando de la entidad al roquense César Domínguez, actual funcionario del PAMI en la provincia. De esta manera, el pichettismo mostró su poder y su independencia en las decisiones orgánicas del FpV y del Partido Justicialista. Como fruto de las negociaciones, impulsaron la incorporación de Roberto Meschini como tercer miembro del Tribunal de Cuentas (Meschini es asesor de la presidencia de la Legislatura desde hace varios años). A cambio, aparecieron los votos para que el oficialismo instale en la titularidad del organismo a Santagati (actual adjunta y esposa de Scalesi).

 

Domínguez es un odontólogo que ha logrado sobrevivir, luego de la asunción de Mauricio Macri, como funcionario del organismo nacional dirigido actualmente por el representante de Cambiemos, Sergio Cassinotti, ampliamente cuestionado por la reducción de prestaciones del organismo hacia los jubilados. Fuentes legislativas expresaron que el plan de trabajo presentado en su postulación era escueto -poco más de una carilla- y difuso.

 

Asimismo, como fruto de las negociaciones con el Gobierno, se impulsó la incorporación de Meschini como tercer miembro del Tribunal de Cuentas. Meschini, de reconocida trayectoria, es asesor de presidencia de la Legislatura desde el año 2012. 

 

El accionar de sesgo rupturista del sector parece ir a contramano de los resultados obtenidos por el presidente del Partido Justicialista (PJ) y actual intendente de General Roca, Martín Soria, quien logró cerrar la primera alianza del FpV a nivel nacional. En la ocasión, participaron la mayoría de los sectores y agrupaciones del PJ (incluyendo al Movimiento Evita y La Cámpora, entre otros), como así también el Movimiento de Apertura Democrática, Kolina, FORJA, Nuevo Encuentro, Partido Comunista, entre otros integrantes y adherentes.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar