X

Verna presiona a la Nación por una megaobra en Mendoza

Es por el conflicto que mantiene con Alfredo Cornejo. Carta y planteo a Frigerio.

Redacción 22/05/2017 14:34

Como un viejo caudillo del interior, siempre demuestra el poder absoluto en su territorio. Por orden del gobernador Carlos Verna, el procurador general de Rentas pampeano, Hernán Pérez Araujo, presentó al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, un escrito mediante el cual lo recusa en el laudo pendiente de resolución en el seno de Comité Interjudiccional del Río Colorado (Coirco), en el que debe dirimir la oposición a la realización y puesta en funcionamiento de la represa Portezuelo del Viento.

De esta forma, la campaña electoral se mete en la pelea por la represa. La decisión de Verna se funda en que la competencia, atribuida a Macri, exige que, para desempeñarse como árbitro, este debe contar con la más “absoluta imparcialidad e independencia de las partes” y del conflicto concreto planteado.

“La presentación plantea una evidente falta de esos atributos por parte del presidente, no en función de sus condiciones y aptitudes personales, claro está, sino ocasionada por la ejecución de medidas de gobierno que han sido claramente tendientes a la concreción de la obra sobre cuya aprobación debe laudar, desde la oposición pampeana, realizada en la reunión de Consejo de Gobierno del 23 de diciembre a la fecha”, coincidieron los funcionarios.

Así es que para imponerse sobre el Gobierno de Mendoza, apunta también a un importante Ministro. Para fundar la recusación se hace especial consideración al “convenio marco colaboración y aprovechamiento hídrico multipropósito Portezuelo del Viento”, suscripto por la cartera del Interior, Obras Públicas y Vivienda, la Secretaría de Obras Públicas, y la Subsecretaría de Recursos Hídricos, por una parte; y por la provincia de Mendoza, para la ejecución de la obra “Aprovechamiento Hídrico Multipropósito Portezuelo del Viento”, por la otra.

En el escrito, presentado con el patrocinio del fiscal de Estado, José Vanini, y de Pérez Araujo, el gobernador expresa: “¿Podemos los pampeanos esperar imparcialidad y probidad en la resolución del diferendo planteado, cuando todos y cada uno de los organismos del Estado Nacional han actuado, y actúan en pro de la ejecución de una obra cuya aprobación, ni más ni menos, ha sido sometida a su arbitraje, por mandato estatutario, pero en modo alguno, y jamás, a su arbitrio?”.

Los tiempos elegidos, también son una determinación clave. Ante el vencimiento del plazo para ampliar los fundamentos del pedido de laudo propiamente dicho, Pérez Araujo realizó una segunda presentación, mediante la cual el gobernador amplía los fundamentos, de orden eminentemente técnico y ambiental, por los que se ha opuesto a la construcción de la presa.