Crisis post electoral

Junín: la ola amarilla y el triunfo de Petrecca calientan la interna radical

Un sector de la UCR, alejado del Gobierno, anticipó que en 2018 disputará el control del Comité y reclamará más espacio en Cambiemos. Desde el oficialismo hicieron una lectura oportunista del planteo.

El triunfo electoral de Cambiemos no es garantía de unidad. O al menos eso es lo que se cristalizó en el partido bonaerense de Junín donde, a pocas semanas del triunfo de la nómina oficialista, un sector del radicalismo anticipó que le disputará la presidencia del Comité a la actual conducción, alineada con el Ejecutivo, y exigirá mayor participación en el armado de Cambiemos. El oficialismo hizo una lectura post triunfo electoral. “Es muy fácil venir ahora a decirse referente de una línea interna y reclamar lugares”, lanzaron.

 

 

Con este escenario político, representantes de una línea referenciada con la Unión Cívica Radical, uno de los socios más importantes del frente oficialista, salió a cuestionar el armado de Cambiemos a nivel local, así como el rol del partido en la estructura de Gobierno.

 

Ubicado en el corazón del agro, Junín, ha sido históricamente un distrito gobernado por dirigentes de raíz radical. Tras los cinco mandatos de Abel Paulino Miguel, entre el 2003 y 2015 gobernó Mario Meoni, boina blanca que se alineó al frente transversal que impulsó el kirchnerismo, primero, y al Frente Renovador, después. La actual la conducción del municipio recayó en Petrecca, intendente referenciado con el macrismo puro, resistido por algunos dirigentes de la UCR, pese a la participación del partido en el equipo de Gobierno.

 

 

Héctor Coirini, integrante de la línea “Identidad Radical” anticipó que en 2018 su sector pedirá internas. “Hay que hacer crecer al partido, hay dos o tres que se dieron el lujo de destruir al radicalismo. Hoy son un grupo que se colgó de otro grupo para hacer política, una tristeza total. Respeto el apoyo a Cambiemos, pero no que no tengamos participación”, señaló y agregó que su espacio “No fue invitado a ninguna reunión” del frente Cambiemos, publica La Verdad.

 

Ante estos dichos, distintos representantes del Comité local salieron a responderle haciendo una lectura oportunista del planteo, teniendo en cuenta el reciente triunfo de Cambiemos.

 

El titular del Comité Carlos Mansur indicó que “los lugares no vienen de regalo, hay que ganarlos: hay que hablar menos y trabajar más”. En esa línea, rechazó la posibilidad de medirse en internas en las próximas elecciones del partido. “La única manera que hay de fortalecer al partido es trabajar juntos, cada uno expone lo que siente, porque no se puede fortalecer a la UCR pidiendo una interna cada dos minutos”, señaló.

 

 

 

 “Cuando vos no tenés nada, nadie quiere acercarse, pero cuando se está creciendo aparecen los que quieren “caranchear”, hay que fijarse la cantidad de concejales que sumamos y cómo crecimos, las provincias que ganamos con radicales, hay que fijarse desde donde venimos”, remarcó Mansur.

 

En la misma línea se expresó otro dirigente radical alineado con el oficialismo, Juan Pablo Itoiz, representante del Ateneo “Arturo Illia” y convencional de la UCR en la provincia de Buenos Aires.

 

“El radicalismo está en crecimiento y los radicales deberíamos hacer los esfuerzos para no debilitar a nuestro partido dentro del frente Cambiemos”, al tiempo que arremetió: “Se debe reconocer a aquellos que se quedaron y reconstruyeron el partido con esfuerzo, es muy fácil ahora venir a decirse referente de una línea interna y reclamar lugares”, publica Infonoroeste.

 

Nicolás Posse no llegó a los seis meses en el cargo.
modelo uba: el gobierno confirmo 270% de aumento para universidades nacionales

También te puede interesar