Bahia Blanca

A tono con el pedido de Vidal, Gay pone en marcha un plan de reducción de gastos

El intendente de Bahía Blanca cristalizó vía decreto un ajuste en la estructura política y administrativa. La semana pasada pidió la renuncia de sus funcionarios para organizar el esquema de gestión.

Tras imponerse cómodamente en las últimas elecciones, el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, avanzó rápidamente con un plan de reducción de gastos en el municipio, en línea con la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de iniciar la segunda etapa de su gestión profundizando uno de los puntos centrales de su estrategia política: la austeridad.

 

Los nuevos movimientos políticos firmados por el mandamás bahiense se conocieron una semana y media después de que su armado arrasara en las urnas, imponiéndose con casi el 50% de los votos y superando por más de 30 puntos al candidato de Unidad Ciudadana.

 

Según detallaron fuentes municipales a Letra P, el intendente firmó tres decretos que incidirán notablemente en los gastos, pero también significarán una reorganización que le permitirá hacer más eficiente su gestión.

 

Esta medida se suma a la adoptada horas después del triunfo electoral, en las que le pidió la renuncia a todos sus funcionarios para poder trabajar durante algunos días en un nuevo esquema de gestión, que incluirá la baja de varios cargos políticos y la supresión de algunas Secretarías.

 

En aquel momento, su vocero, Pablo Romera, anticipó que “en consonancia con lo que se ha planteado desde el gobierno Nacional y Provincial, se ajustarán los gastos de la política, a partir de la reducción de cargos y de asesores” e informó que se aplicaría “un paquete de medidas de reducción de gastos que tienen que ver con el funcionamiento del municipio de aquí hasta el final del año”.

 

Finalmente, en las últimas horas, Gay avanzó en este sentido rubricando tres decretos. El primero tiene que ver con la suspensión de los ingresos y promociones a la planta operativa municipal desde el 1 de noviembre.

 

El segundo hace referencia a una sensible baja y limitación de las horas extras y el tercer punto modificará los parámetros a la hora de confeccionar en las liquidaciones mensuales, las bonificaciones por función.

 

“Tenemos que ser más eficientes, los vecinos tienen que percibir en obras y servicios, cada peso que pagan de impuestos”, dijo el jefe comunal al referirse a los cambios que ya están en marcha.

 

La decisión de Gay está en sintonía a los anuncios de la gobernadora bonaerense, quien busca controlar el gasto de las comunas, del poder Legislativo y reducir estructuras del Estado.

 

Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 
Paoltroni, en la negociación por la ley ómnibus

También te puede interesar