07|5|2021

Acusado de fraude, Menéndez logró patear otra vez el juicio en su contra

27 de octubre de 2017

27 de octubre de 2017

La jueza que debía juzgarlo se excusó y la Cámara Penal de Mar del Plata deberá designar un nuevo magistrado para el debate oral. Más tiempo para remar su candidatura a presidente del PJ bonaerense.

El procesado por “fraude” intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, logró evitar momentáneamente el juicio oral en el que debe ser juzgado luego de su paso como director de Casinos de la provincia durante la gestión de Felipe Solá como gobernador. Con un argumento técnico, la jueza se excusó y envió la causa a la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata para que designe un nuevo magistrado, según se desprende del documento judicial al que accedió Letra P.

 

Se trata de una victoria a medias la que lograron los defensores de Menéndez, quien tiene intenciones de encabezar la renovación del peronismo en la provincia de Buenos Aires. Sus abogados habían planteado el sobreseimiento, pero fue rechazado. La jueza Correccional Ana María Fernández consideró que está probado el perjuicio patrimonial al Estado provincial y lo mantuvo como procesado.

 

 

 

Pero esa conclusión (adelanto de opinión) fue la puerta que encontró la magistrada para sacarse el expediente de encima y lo envió al tribunal de alzada para que nombre a otro juez que se encargue de llevar adelante el juicio oral para Menéndez y su consorte, Enrique Daniel de Luca, por los delitos de "defraudación agravada en perjuicio de la administración pública".

 

Según la investigación penal, se sospecha que los acusados tomaron 600 mil pesos del tesoro del Casino del Mar, ubicado en el Hotel Hermitage de Mar del Plata, para encubrir un faltante similar en el tesoro del Casino Central de La Feliz. El dinero fue trasladado en un bolso y la secuencia quedó registrada en cámaras de seguridad. De allí que el expediente fue denominado "mochila verde". Ese movimiento de dinero está "huérfano" de certificado, según consignó el fiscal de delitos complejos en su investigación.

 

Cabe recordar que el intendente kirchnerista había logrado suspender el juicio oral que debía comenzar el lunes 4 de septiembre último. La causa lleva más de una década de trámite en la justicia bonaerense.

 

Pero en su contragolpe judicial fue más allá y pidió el juicio político para la magistrada, ya apartada del expediente.

 

DE PASILLO. Según trasciende en los despachos del fuero penal marplatense, Menéndez logró todas estas suspensiones, en parte, gracias a sus abogados, pero hay un dato no menor: su amistad con el alcalde de Morón, Ramiro Tagliaferro, ex marido de la gobernadora María Eugenia Vidal.

 

Inclusive, ambos compartieron equipo de fútbol. Se reunían a correr detrás del balón todos los viernes por la noche. Tagliaferro era carrilero derecho y Menéndez hacía lo propio, pero por la izquierda.