X

Alertaron sobre el rumbo de la economía y coincidieron en que es “preocupante” la actual situación. Los jefes comunales acompañarían un paro nacional.

Redacción 12/09/2016 20:52

El triunvirato sindical, integrado por dirigentes ligados al Frente Renovador de Sergio Massa, recibió a los intendentes bonaerenses del llamado Grupo Esmeralda. En una reunión que duró alrededor de 3 horas los dos espacios intentarán que el gobierno nacional rectifique las medidas económicas que lleva. Los intendentes están de acuerdo de acompañar un paro nacional en caso que la confederación de trabajadores despliegue esa medida de fuerza. 

Con vistas a la asamblea del Comité Confederal, que se llevará a cabo el 23 de septiembre y durante la cual podría definirse un paro nacional, la CGT- timoneada por el triunvirato de Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer- recibió a los intendentes peronistas.

Si bien los intendentes compitieron en las últimas elecciones y ganaron con el sello del Frente para la Victoria, la reunión tuvo su cuota de representación massista. Es que desde que la CGT acordó el triunvirato de conducción quien "ganó" con la decisión fue el diputado nacional del Frente Renovador Sergio Massa

Hasta la sede de Azopardo 802 llegaron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Eduardo Bucca (Bolívar), Fernando Gray (Esteban Echevarría), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Juan De Jesús (La Costa). Todos coincidieron en que la situación que atraviesa el país “es difícil”.

Los intendentes y los sindicalistas acordaron instalar una agenda de debate social, para evitar ir al paro. Sin embargo, según informó la agencia DyN, el jefe comunal de Hurlingham Juan Zabaleta dijo que sí acompañarían un paro. “Siempre acompañamos las decisiones que adopta el movimiento obrero porque en definitiva las preocupaciones son las mismas, los trabajadores”, explicó. 

La CGT viene teniendo este tipo de encuentros con distintos sectores para analizar la coyuntura actual del país. La semana pasada recibieron a organizaciones sociales como el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). En aquel encuentro también habían coincidido en pedirle al gobierno que declare la “emergencia social”.

Esta vez la preocupación de los intendentes –la mayoría del conurbano- es la situación social con la que se pueda llegar a fin de año. 

“Coincidimos con la CGT en que es necesario generar propuestas y líneas de trabajo frente a una economía que no se reactiva, un empleo que está frenado y una Argentina que después de nueve meses está más endeudada y tiene menos mercado interno. El gobierno está distante de los problemas de la gente, por eso toma decisiones equivocadas”, remarcó el jefe comunal de San Martín, Gabriel Katopodis