Situación apremiante

Productores ponen a prueba a Salvador para frenar “una ola de remates”

Sin respuestas de Lacunza, pymes rurales del sudoeste bonaerense acudieron al vice como nexo para una reunión urgente con Vidal. Un ex senador radical a la cabeza del reclamo.

Cerca de 1500 pymes rurales de 12 distritos del sudoeste bonaerense se encuentran en una situación apremiante. Por no cumplirse un convenio de 2010 a partir del cual se transferían a un fideicomiso provincial las deudas que tienen estos pequeños productores, el Banco Nación se dispone a partir de julio a reiniciar las acciones judiciales para cobrar. “Hay gravísimos riesgos de que se destape una ola de remates de campos que va a ser catastrófica”, alertó a Letra P el ex senador radical y representante del Consejo de Desarrollo de dicha zona, José Fernando Carrizo Fierro, quien remarcó que el 22 de febrero pasado elevó la problemática al ministro de Economía Hernán Lacunza pero “hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta”. Ante eso, el dirigente de la UCR le pidió “especialmente al vicegobernador (Daniel) Salvador que hiciera de nexo para una audiencia directa con la gobernadora (María Eugenia) Vidal”.

 

“El vicegobernador se ha comprometido y pidió que viajara para gestionar e insistir en una urgente audiencia con la gobernadora”, añadió Carrizo Fierro, razón por la cual se encuentra este miércoles en Capital Federal a la espera de ser atendido por la mandataria durante la semana: “Viajo para ese fin”, remarcó el ex senador provincial por la Sexta sección, quien, además de prever presentarle a Vidal un programa de desendeudamiento, aseveró que esta solicitud viene respaldada con la firma de todos los intendentes y legisladores de los municipios afectados.

 

AL BORDE DEL ABISMO. La problemática de estos productores abocados mayormente a la ganadería de cría data “del año 89, de la época del Austral”, relató Carrizo Fierro para señalar que se trata de “una secuela de más de dos décadas de desastre agropecuario por diferentes causas climáticas con pérdidas productivas que superaron el 80% y que desencadenaron en un endeudamiento con la banca oficial de las pymes de los pueblos rurales”. Los productores con mayor capacidad financiera lograron saldar esas deudas. No obstante, “han quedado deudores residuales”, detalló el ex senador radical para desglosar: “En el Banco Provincia hay más de 1200 que son los pequeños, que han sido más afectados por la crisis y los que menos posibilidad de cancelación tenían. A ellos se sumaron los residuales del Banco Nación”.

 

Con la deuda consolidada con “gravísimas actualizaciones” de “intereses sobre intereses”, el representante del Consejo de Desarrollo del Sudoeste describió: “Los bancos han hecho su trabajo en pos de preservación de sus créditos y estamos al borde del abismo porque el 30 de este mes se vence una prórroga que ha dado el Banco Nación y durante todo este tiempo los bancos han hecho todos los procesos de los juicios, entonces hay gravísimos riesgos de que se destape una ola de remates de campos que va a ser catastrófica”.

 

CONVENIO POSTERGADO. Bajo este escenario, Carrizo Fierro señaló que le pedirán a Vidal “que cumpla con una política de Estado que fue un convenio entre el gobernador (Daniel) Scioli, que fue avalado por la Legislatura por unanimidad, se firmó un decreto reglamentario y el ministro (de Economía, Axel) Kicillof hasta último minuto nos engañó de que iba a firmar la autorización para la emisión de bonos con los cuales la provincia iba a cancelar las deudas al Banco Nación”, al tiempo que se transferiría esas deudas al Fideicomiso de Recuperación Crediticia Ley 12.726, el cual permite fijar condiciones de cobro adecuadas a las posibilidades financieras y patrimoniales del deudor que, así, se quitaría la amenaza latente de remate de sus bienes y volvería a ser sujeto de crédito.

 

“Si la gobernadora cumple, el fideicomiso de la provincia sería el organismo para receptar esa propuesta de cancelación que hacemos para que en el término de un año a más tardar la gente pueda cancelar con una quita razonable, fundada en la exigua capacidad de pago que tiene esta zona”, detalló el dirigente radical.

 

PLANTEO REITERADO. Durante la campaña, Carrizo Fierro le expuso el problema a la gobernadora “en reiteradas oportunidades”. También, se planteó en febrero, “ya instalado el nuevo Gobierno provincial”. “El Gobierno Nacional nos pidió que, para autorizar esa emisión de bonos provinciales, lo único que solicitaba era la ratificación por estas nuevas autoridades provinciales”.

 

“Hicimos un programa de desendeudamiento del sudoeste con la banca oficial bajo las pautas de un estudio científico realizado por la Universidad Nacional del Sur y el INTA, estableciendo los índices de productividad por cuarteles de los 12 partidos del sudoeste. Eso le queremos proponer a la Gobernadora, que lo ponga en inmediata ejecución para terminar con este estigma de la deuda de todas estas familias rurales. Queremos honrar nuestras deudas a un valor compatible, desprovisto de toda esa carga viciosa de intereses que tienen”, subrayó.

 

Pero la venia bonaerense aún no llega. Por eso, y teniendo en cuenta su extracción radical, el ex senador recurrió a Salvador para que interceda en una reunión urgente con la mandamás provincial. Así, el peso del vice bonaerense en la estructura gubernamental se pone a prueba en un contexto donde el martillo de remate amenaza el destino de 1500 establecimientos rurales. 

 

Toto Caputo pone en marcha la Fase 2
La Libertad Avanza en Río Negro. Se trabaja para la oficialización del partido de Javier Milei en Río Negro.

También te puede interesar