LA ALIANZA CAMBIEMOS

El radicalismo advierte al Gobierno: “No vamos a votar más leyes automáticamente”

El miércoles hubo fuertes cruces en el bloque por la falta de protagonismo de la UCR en la discusión de la ley de blanqueo. “Cachi” Gutiérrez le dijo a Letra P que “es hora de reacomodar las cosas”.

El malestar que ronda desde hace meses a parte de los diputados de la UCR, que no se sienten cómodos con el funcionamiento de la alianza Cambiemos en el Congreso, estalló el miércoles en la reunión de bloque, con la discusión sobre la ley de blanqueo y pago de jubilaciones. El ex intendente de Pergamino, Héctor “Cachi” Gutiérrez, llevó la voz cantante de las quejas, pero recibió el apoyo de varios compañeros de bancada. “Si esta es una coalición parlamentaria, nosotros queremos estar en las discusiones. Y si esto no es entendido así, no vamos a votar más leyes automáticamente”, advirtió Gutiérrez. El pampeano Francisco Torroba, a cargo del encuentro en ausencia de Mario Negri, tomó nota de la situación.

 

La discusión escaló por la ausencia del radicalismo en las negociaciones por la ley de blanqueo. “Las conversaciones las llevaron (Luciano) Laspina, del PRO, (Diego) Bossio, (Sergio) Massa, (Nicolás) Massot y (Axel) Kicillof. ¿Y el radicalismo dónde está? Nosotros también pedíamos modificaciones”, se quejó Gutiérrez, en dialogo con Letra P. Tras el planteo del miércoles, la bancada designó al misionero Luis Pastori como el encargado de llevar la voz del radicalismo al plenario de comisiones.

 

Allí Pastori dejó claras las críticas que había recibido el proyecto que llegó desde el Poder Ejecutivo. Uno de los principales cuestionamientos estuvo centrado en la eliminación del Impuesto a los Bienes Personales, que proponía el PRO. “Es el único impuesto progresivo que tenemos y lo querían eliminar. También planteamos la imposibilidad de que los funcionarios y sus parientes pudieran entrar al blanqueo y el tema de la edad jubilatoria para las mujeres. Y desde ya que el artículo 85, que establecía penas de prisión para los periodistas nos parecía una barbaridad”, agregó el ex intendente de Pergamino.

 

Tras las negociaciones del oficialismo con Massa y Bossio, la mayoría de los cuestionamientos del radicalismo también quedaron saldados. Sin embargo, las quejas de los diputados de la UCR excedían la ley del blanqueo. En reuniones anteriores, el malestar por el papel del partido en la alianza Cambiemos en el Congreso ya había quedado clara. “No nos puede llevar al clan Massot a los empujones”, bramó hace un mes un diputado del bloque en un encuentro de bancada. Varios legisladores plantearon que el radicalismo debía amenazar al PRO con retacearle el quórum para marcar su postura.

 

“Ya van seis meses de gobierno, es hora de emprolijar y reacomodar el funcionamiento de las cosas”, dice Gutiérrez, que pide un “mayor protagonismo” del bloque radical en el proceso de debate y negociación de proyectos en el Congreso. “Hay disgusto por la falta de participación y esa es una postura mayoritaria”, asegura.

 

 

diputados aprobo la creacion de la empresa de emergencias de salud para buenos aires
Luis Juez se acerca a la vereda de La Libertad Avanza, pero va sumando enemigos.

También te puede interesar