La relación con el Vaticano

Michetti, vocera del enojo PRO: calificó a Bonafini de agresiva y violenta

La reacción de la vicepresidenta se inscribe en la guerra fría que libran el Gobierno y el Vaticano. La semana pasada Bergoglio dedicó a la titular de Madres de Plaza de Mayo 40 más que al Presidente.

La vicepresidenta Gabriela Michetti describió a la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, como "una persona de mucha violencia y agresividad". Lo hizo este lunes en Radio Nacional, la emisora que utilizan los funcionarios del Gobierno cuando necesitan formular declaraciones públicas.

 

 

Michetti castigó a Bonafini para no criticar directamente al papa Jorge Bergoglio, con quien la Casa Rosada mantiene una tensa y más o menos sorda disputa que ganó en voltaje la semana pasada, cuando el pontífice recibió a la madre de desaparecidos en su residencia de Manta Marta y le dispensó 40 minutos más que al presidente Mauricio Macri, con quien se había reunido durante 22 minutos. En una nota que publica en el diario Ámbito Financiero, el periodista Pablo Ibáñez informa que el encuentro comenzó con la invitación del jefe del Vaticano a que su invitada hablase “tranquila” porque tenía para ella “todo el tiempo del mundo”.

 

Michetti, que supo tener una relación personal con Bergoglio, señaló que respeta que la haya recibido en el Vaticano, pero dijo que "otra cosa" es Bonafini "como persona".

 

"Una cosa es que el Papa la reciba y otra lo que es ella como persona. Ha demostrado ya muchas veces que es una persona de mucha violencia y agresividad, que dice cosas durísimas, no solo a nuestro Gobierno, incluso a la propia Iglesia en su momento", señaló.

 

La dictadura cívico militar iniciada el 24 de marzo de 1976 secuestró e hizo desaparecer a dos hijos y a una nuera de Bonafini. Desde entonces, la mujer reclama su aparición y el juzgamiento, en el marco del Estado de Derecho, de los responsables de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la represión ilegal.

 

La vicepresidenta relativizó que el Papa le haya dicho Bonafini que la situación argentina actual "le hace acordar al '55", en relación a lo ocurrido tras el derrocamiento de Juan Domingo Perón por la autodenominada "Revolución Libertadora". Para Michetti, la titular de Madres "muchas veces dice cualquier cosa".

 

Como informó Letra P este domingo, la relación entre el Gobierno y Bergoglio es eje de una densa trama de desconfianzas, reproches y viejas inquinas que incluyen denuncias de campañas sucias y desplantes. Y el problema es, fundamentalmente, el concepto que el Papa tiene del jefe de la Casa Rosada. En ese contexto, una fuente de la curia porteña, donde sigue mandando el begoglismo, le dijo a este portal: “El Papa podrá recibir al ministro de Educación, Esteban Bullrich, seguirá hablando cada tanto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y recibirá a funcionarios de segunda línea. Pero con el presidente Mauricio Macri la relación seguirá tan fría como empezó y como es desde hace años”.

 

Mauricio Macri
Martín Llaryora recibirá este lunes a Maximiliano Pullaro. A Rogelio Frigerio lo reemplazaría su vicegobernadora Alicia Aluani. 

También te puede interesar