Economía pro

El Gobierno baraja anuncios sobre AUH e IVA para contrarrestar el tarifazo

Prepara una “agenda social”, que podría presentar esta semana para aliviar el mal humor por los aumentos en servicios públicos. Se complementaría con el paquete de leyes de seguridad.

Luego de una semana sobrecargada de anuncios de alto impacto social, como los tarifazos en transporte y servicios públicos y una nuevo y gruesa ola de despidos, el Gobierno nacional intentará recomponer en parte el humor de las clases medias y populares con el lanzamiento de una serie de propuestas cuyo objetivo será poner unos pesos más en los bolsillos: la universalización de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la devolución del IVA en productos que conforman la Canasta Básica son el cuerpo central de esa agenda.

 

En Casa Rosada, con su seguimiento obsesivo de la agenda mediática, sintieron el golpe que provocaron con los anuncios de aumentos fuertes en trenes y colectivos, en el gas, el agua y la telefonía fija, entre otras áreas involucradas en el tarifazo. A ese descontento generalizado es al que buscarán interceptar con la presentación de una agenda social, cuyo mayor efecto esperan concentrar en las familias de menores ingresos.

 

El viernes hubo reuniones importantes entre ministros y funcionarios del área económica con los principales referentes parlamentarios de PRO para analizar la mejor estrategia.

 

Entienden que conseguir victorias en las dos Cámaras del Congreso de la misma magnitud que obtuvieron con la aprobación de los acuerdos con los fondos buitre no es algo irrepetible, pero que para eso tienen que preparar bien cada iniciativa. Y, sobre todo, prever posibles retoques requeridos por otros bloques para sumar voluntades.

 

Por eso es que rápidamente se diluyó la expectativa de sumar estos anuncios a los proyectos en materia de seguridad y de lucha contra el narcotráfico que esta semana presentará la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich -ver aparte-.

 

Lo que no descartan es que, para calmar las olas que generó el tarifazo, algunas de estas “buenas noticias” -así las llaman- sean informadas en el transcurso de este semana. Ni siquiera rechazan por completo que el vocero de esos anuncios sea el propio presidente, Mauricio Macri, para recomponer su imagen ante la sociedad.

 

Las dos propuestas concretas fueron adelantas por Macri durante la Asamblea Legislativa del 1 de marzo. Las mencionó escuetamente y pegas una con la otra. “Para cuidar a los que menos tienen vamos a proponer la devolución del IVA para los productos de la canasta básica alimentaria. Hemos ampliado las asignaciones familiares y vamos a proponer ampliar la Asignación Universal por Hijo para llegar a cada vez más niños. Además, me comprometo a trabajar para que al final de la gestión todos los niños reciban un ingreso universal a la niñez, proyecto de autoría de la doctora (y diputada, Elisa) Carrió” dijo Macri promediando un discurso mayormente centrado en instalar la retórica de la “pesada herencia”.

 

Según pudo saber Letra P, la devolución del IVA se ejecutaría mediante una tarjeta personal, pero el alcance es la mayor duda que cobrevuela este beneficio. En cuanto a la AUH, fuentes oficialistas explicaron que se buscará su “universalización”. Durante la misma sesión, en la que inauguró el inicio de las sesiones ordinarias del Congreso, Macri informó que “anunciaremos la actualización automática de los montos de las jubilaciones, de las asignaciones familiares y de la asignación universal por hijo”, furcio que generó ruido en los pasillos parlamentarios ya que el año pasado el Congreso sancionó, a propuesta del Gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la aplicación de la fórmula que rige los aumentos en los haberes jubilatorios al resto de los beneficios sociales, desde la asignación por hijo y por embarazo al resto del universo de las asignaciones familiares.

 

DEBATE INTERNO. En el macrismo se discutió mucho el manejo de la agenda para el lanzamiento de lo que llaman la “agenda social”.

 

Dos miembros de la mesa chica que rodea a Macri, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, pujaban por hacer estos anuncios antes de informar el tarifazo.

 

Quien consiguió imponer su posición fue el jefe de Gabinete y hombre más cercano al Presidente, Marcos Peña. Para él, la lógica que mandaba era la de dar primero las malas noticias para luego morigerar el mal humor social con noticias buenas.

 

Lo que complicó la estrategia fue la estruendosa reunión que armó en Diputados la semana pasada el líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, quien logró sentar en la misma mesa a los jefes de las cinco centrales obreras: los cegetistas Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli.

 

Estos referentes gremiales llegaron con una lista de propuestas parlamentarias, encabezada por el pedido de declaración de la emergencia ocupacional, para instalar la doble indemnización y frenar la avalancha de despidos. Si todo el peronismo se encolumnara detrás de esta agenda, será difícil para el oficialismo frenar la aprobación de proyectos, por mayor control que quieran hacer del termómetro parlamentario. Y, lo más duro, es que obligarían a Macri a jugar una carta que no dudó en utilizar en múltiples ocasiones cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad: el veto.

 

Los líderes de las tres CGT repetirán este miércoles su presencia en el Congreso.

 

Fueron convocados a dar su visión en la Comisión de Trabajo y Previsión Social. Ese mismo día, los asesores de los diputados que integran la comisión de Legislación del Trabajo también se verán las caras para empezar a buscar consensos en proyectos que luego intentarán imponerle al oficialismo.

 

Por eso el posible lanzamiento de esta agenda “social”, sumada al paquete de proyectos contra el narcotráfico operan como una respuesta de Casa Rosada a este intento de la oposición, de la más opositora a las más amigables, de quitarle al Gobierno el timón del Congreso.

 

GANANCIAS. Uno de los reclamos que llevaron los sindicatos al Congreso fue la reforma urgente del Impuesto a las Ganancias. En este sentido hay varias propuestas de casi todos los bloques con presencia parlamentaria, para los que también intentarán llegar a un texto común.

 

Para no correr este riesgo, el titular de la AFIP, Alberto Abad, está elaborando el proyecto que el mismo Gobierno planea presentar como propio para actualizar montos y escalas. Lo que no tienen, por ahora, son plazos.

 

Este miércoles habrá sesión en la Cámara de Diputados y, allí, la alianza Cambiemos buscará la aprobación para algunos de los tantos DNU que firmó Macri durante el receso parlamentario.

 

Pero en esa lista de decretos no entraría el de actualización del mínimo no imponible, ya que justamente prefieren esperar que Abad termine su trabajo y directamente se aboquen a la discusión de la reforma integral de Ganancias.

 

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de Javier Milei.
Javier Milei y Martín Llaryora caminan por la senda de la gobernabilidad. 

También te puede interesar