Política

Los cambios en el gabinete consolidan y fortalecen el poder de Marcos Peña

En Balcarce 50 el jefe de Gabinete y sus secretarios Quintana y Lopetegui son considerados los grandes ganadores de la salida del ministro de Hacienda, que se suma a la de la presidenta de Aerolíneas.

En menos de una semana, el presidente Mauricio Macri dio luz verde para que rodaran las dos cabezas de su Gobierno que protagonizaron duras internas dentro del Gabinete. El miércoles, la ex General Motors Isela Costantini fue extirpada de la presidencia de Aerolíneas Argentinas y este lunes fue virtualmente despedido el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay. Dentro de la Casa Rosada nadie separa una eyección de la otra. Son parte de las salidas previstas por la mesa chica del Presidente antes de finalizar el año para recibir el ciclo electoral donde Cambiemos deberá revalidar los títulos. A pesar de la dispar dimensión de un cargo con el otro, las dos decisiones son leídas por los voceros presidenciales como un espaldarazo de Macri al jefe de Gabinete Marcos Peña y a sus dos viceministros, el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y su colega al frente de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui.

 

“En el caso del pedido de renuncia de Alfonso, quedó claro que dentro del Gabinete Económico cada ministro tiene el peso de un secretario de Estado y que los verdaderos ministros son el Presidente y los dos segundos de Peña”, evaluó un funcionario de Balcarce 50 luego de reconocer que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, es uno de los pocos miembros del Gabinete que mantiene una buena relación personal con los dos nuevos encargados del legado de Prat Gay. Su despido no sólo implicó el descabezamiento de la cartera de Hacienda y Finanzas, sino su desdoblamiento y la inesperada incorporación del economista y co-conductor de tevé Nicolás Dujovne y el ascenso del secretario de Finanzas, Luis “Toto” Caputo, primo de Nicolas, el poderoso amigo personal del Presidente que lleva un año postergado a un segundo plano.

 

Dujovne será el titular del flamante ministerio de Hacienda y “Toto” seguirá en la misma función de administrar el endeudamiento nacional, pero desde una oficina que ahora tiene rango de ministerio. El desdoblamiento de la cartera que tuvo Prat Gay eleva la cantidad de ministerios que integran el Gabinete Económico de seis a siete, sin contar el peso que tiene el director Ejecutivo de la AFIP Alberto Abad. “Si es por el poder de cada parte, podríamos decir que ahora el Gabinete Económico tiene 8 partes: siete ministerios y un ministro sin cartera”, bromeó un habitante del Palacio de Hacienda, donde late buena parte de las internas que dividen al elenco integrado por seis ministros, y ahora ampliado a siete u ocho, según sea el nivel de conocimiento del observador sobre las internas que laten en ese elenco.

 

“Con este nuevo esquema es muy posible que el nuevo vocero de la política económica sea Dujovne, que viene de decir todo lo que piensa en el programa que conduce con Carlos Pagni (en referencia al programa de cable por TN Odisea Argentina) y en lo que escribe en La Nación. En ambos lugares hace meses que viene demoliendo a Prat Gay”, evaluó un funcionario que no interviene en la comunicación presidencial, pero que considera ambas designaciones como parte de los lamentos y broncas que acumuló una parte del Gabinete por las formas y métodos del ministro saliente.

 

Aún así, las dos nuevas designaciones no terminaron con las internas que atreviesan al elenco económico. Con Macri de vacaciones por 15 días en la localidad patagónica de Villa La Angostura, el encargado de anunciar los cambios fue Peña que se mostró victorioso en la conferencia de prensa que ofreció al mediodía, aunque por la tarde la reunión que más impactó en el Patio de las Palmeras de la Rosada fue la visita que le hizo “Toto” Caputo al ministro Frigerio.

 

Cerca del ministro del Interior sólo confirmaron que existe una buena relación personal entre ambos, pero negaron que la cita fuera para celebrar el cambio en la cartera que más debates desató durante el debate de la reforma al Impuesto a las Ganancias.

 

“Así como el Presidente les dijo a sus ministros en el retiro de Chapadmalal que Lopetegui y Quintana son sus ojos y sus oídos, se podría decir que (el ministro de Transporte Guillermo) Dietrich es otra parte de su cuerpo y la demostración de eso tiene que ver con la partida de Costantini”, celebró un hombre del ministro coordinador Marcos Peña. A pesar de las similitudes, existe una diferencia que muchos funcionarios prefieren eludir, especialmente por la cantidad de portazos que Prat Gay amenazó pegar y que finalmente fueron transformados en un “pedido de renuncia”,  dentro de un previsible giro comunicacional para invertir la carga de la prueba y preservar la autoridad de Macri.

 

El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  
Guillermo de Rivas, candidato de Hacemos Unidos por Río Cuarto.

También te puede interesar