En el sur

Cambiemos: trabajo por la unidad en un clima de peligrosa tensión

En Río Negro la UCR y el PRO no logran confluir. La creación de un nuevo grupo no ayuda al diálogo con autoridades partidarias.

El frente Cambiemos de Río Negro atraviesa una nueva tormenta. Por la mala relación entre las autoridades de los partidos que lo integran, el macrismo no logra confluir con la Unión Cívica Radical (UCR) y diferentes actores vuelven a especular sobre el futuro de la alianza en 2017. Ante tal escenario, uno de los intendentes más importantes de la provincia tiende puentes para que la coalición trate de revertir la imagen de espacio conflictivo. Mientras, otro grupo afianza el espacio 10 D que ya se pronunció sobre el impacto negativo que tenía el proyecto de Ganancias tal cual salió de la Cámara de Diputados.

 

Una prueba de fuego para la unidad se verá el próximo 23 de diciembre en Chimpay cuando todo el arco del oficialismo nacional en suelo rionegrino se encuentre para hacer catarsis. El anfitrión, Hugo Funes, será protagonista de otro intento de cerrar la grieta que divide a la fuerza.

 

“El Frente, jurídicamente, necesita de los mecanismos para que esta alianza continúe”, le asegura a Letra P el jefe comunal de Viedma, José Luis Foulkes. Como uno de los voceros más importantes del radicalismo, que de a poco se recupera de la elección de Horacio Massaccesi en 2015 (sacó el 3 por ciento), sabe que juega un rol preponderante pero la cercanía al electo presidente de la UCR provincial, Darío Berardi, genera cierta incertidumbre. Su papel como uno de los dirigentes de mayor representatividad le da fuerza sin olvidar que los líderes (de su partido) no logran cuajar con la cúpula de Cambiemos. “No estoy de acuerdo en los que sitúan todos en los partidos, y los que no dan lugar a los espacios orgánicos. Para las alianzas, son necesarias la organicidad y los partidos políticos”, reitera Foulkes que hasta es nombrado como potencial candidato desde el PRO para cuando se discuta el próximo gobernador.

 

Otros intendentes, de impronta radical, también hablan de unidad pero defienden el rol que les toca. Desde Valcheta, Yamil Direne (uno de los 10D) anticipa que la reunión de este viernes en Valle Medio servirá para demostrar cómo los intendentes que se referencian en el gobierno del presidente Mauricio Macri le dan forma al bloque que los representa por el rol “designado" en sus distritos. “Tendremos una reunión con las autoridades pero primero nos reuniremos nosotros, los intendentes. Nosotros tenemos el día a día, más en los pueblos chicos”, advierte el mandatario de la Línea Sur a Letra P.

 

TODOBIEN. “No hay problema, estamos en el mismo sentido político”, responde Foulkes sobre el debut de los 10D. En la localidad balnearia de Playas Doradas, a unos 30 kilómetros de Sierra Grande, el encuentro de un puñado de dirigentes todavía resuena en Viedma y desespera a la conducción morada que se cruzará, entre otros, al delegado del Ministerio del Interior, el roquense Juan Martín. “En política (la tensión) pasa, siempre voy a insistir por este camino que es lo racional. Tengo la prioridad de mi ciudad, tenemos la necesidad de hablar con todos”, insiste Foulkes. En su despacho de la capital rionegrina, donde atiende a este portal, siempre remarca la estructura morada como pilar de su sostén político.

 

Pero las buenas intenciones no parecen ser suficientes para calmar los ánimos. En General Roca, la semana pasada Berardi puso en funciones a las nuevas autoridades del comité local y bajó un mensaje contundente: esta vez, la UCR debe hacer sentir el peso de los años de poder. "Tenemos una oportunidad y exigimos igualdad", le comenta a Letra P uno de los nuevos al mando desde diciembre. La prueba nacional forma parte de los desafíos pero las elecciones en algunos municipios, que le darán una impronta bien provincial, servirá para apuntar al 2019.

 

Desde que asumió, Berardi empezó a buscar su lugar pero la poca representatividad en aquellos días (antes de ser ratificado por el voto) lo hacían observar desde afuera como se tomaban las decisiones más importantes. Reuniones sin la UCR orgánica fueron motivo de enfrentamientos que empezarían a saldarse en la tierra de Ceferino. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar