LETRA P EN COLOMBIA

"Las FARC perdieron fuerza militar, legitimidad popular y sustento ideológico"

Así se lo dijo a Letra P Carlos Simancas Narváez, el negociador del Gobierno, en el marco de los diálogos de paz.

BOGOTÁ.- Letra P dialogó en exclusiva con Carlos Simancas Narváez, secretario de Desarrollo Económico de la alcaldía de Bogotá y uno de los negociadores en representación del Gobierno de los diálogos de Paz en La Habana que derivaron en el Acuerdo de Paz que este domingo será plebiscitado por los colombianos. Simancas considera que la caída del socialismo real y la necesidad del Estado colombiano de jerarquizar su producción agrícola empujaron la Paz.

 

-¿Cuáles son las expectativas de cara al plebiscito del domingo?

 

-La expectativa es que el pueblo colombiano responda Sí a este acuerdo forjado por el gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana porque esto va a generar condiciones muy positivas para nuestro desarrollo futuro en todos los campos: económico, político y social.

 

-¿Qué impresión se trajo y qué lectura hace de los diálogos de paz que se desarrollaron durante casi cuatro años en La Habana y que lo tuvo a usted como partícipe?

 

-Participé de las negociaciones como asesor de la mesa en un punto muy concreto, que es el de la reincorporación tras la terminación del conflicto. Esto tiene que ver con los proyectos productivos y programas educativos y de capacitación para que la base guerrillera de las FARC se vincule a la sociedad en un marco de reconciliación que sea positivo para el conjunto de la sociedad. La impresión que tuve es que tanto el grupo negociador de las FARC como el grupo negociador del Gobierno, con un gran esfuerzo lograron el acuerdo posible para esta ocasión. Ambas partes cedieron en algunos puntos pero, al final de cuentas, los intereses actuales de la sociedad colombiana triunfaron y afortunadamente se dio este acuerdo que ya fue firmado en Cartagena.

 

-¿Cuáles son, cree usted, las condiciones que llevaron a que el Estado colombiano y las FARC buscaram este acuerdo después de muchos años de conflicto?

 

-En el caso de las FARC, en estos últimos años tuvieron una fuerte presión militar que afectó sus fuerzas con bajas que les propinó el ejército colombiano a sus principales dirigentes. Desde el punto de vista militar, es evidente que sufrió un duro golpe aunque no llegó a ser derrotada completamente.

 

En segundo lugar, creo que las FARC se vieron obligadas a firmar la paz porque, en mi opinión, la caída en el mundo de los paradigmas socialistas que ellos levantaban los ha afectado en el sentido de que es dificultoso imaginar un plan de gobierno en una sociedad como la colombiana, donde encima nunca las ideas de izquierda socialista han sido fuertes.

 

Y en tercer lugar, está la cuestión de la deslegitimación como actor político a partir de su vínculo con el narcotráfico a fines de los ochentas. Si bien en principio se limitaba a cobrarles impuestos por el cultivo y transporte de las sustancias prohibidas en los territorios que controlaba, la cantidad enorme de dinero que maneja el narco terminó corrompiendo a las propias FARC. De hecho, los grupos disidentes de la guerrilla que no aceptan el acuerdo de paz son aquellos que tienen vínculo más estrecho con el narco y van camino a convertirse en eso y a dejar de ser un grupo político combatiente.

 

En cuanto al Estado colombiano, desde el punto de vista de que es un Estado que administra y gestiona una economía de mercado, lograr que el en el sector rural cese la violencia (N de R: las FARC son fuertes en las zonas rurales) va a permitir, entre otras cosas, que este sector sea mucho más funcional a un crecimiento económico positivo. Los temas de seguridad y paz al Estado le convienen porque sus resultados en materia de crecimiento y desarrollo, si logramos políticas públicas de distribución, podrían mejorar el bienestar de esta sociedad.

 

-El comando de campaña por el No hace especial hincapié en el aspecto judicial del Acuerdo de Paz, que permitiría a los guerrilleros eludir condenas judiciales. ¿Cuál es su mirada?

 

-Creo que Colombia ha optado por una salida similar a la de la Sudáfrica post Apartheid. Privilegiar la búsqueda de paz y de la verdad por encima de lo punitivo. Desde el ojo por ojo y diente por diente de Hammurabi hasta acá, la humanidad ha ido evolucionando en sus formas de implementar justicia y entiendo que esta justicia de transición que se implementará en Colombia es otro formato de justicia válido aunque sea diferente al tradicional.

 

Rogelio Frigerio, gobernador de Entre Ríos.
Patricia Bullrich recorrió San Isidro con Ramón Lanús.

También te puede interesar