El costo de vida

Aumenta hasta 300% la luz ahora y habrá otro tarifazo en mayo

El Gobierno cumplió: eliminó los subsidios y produjo un fuerte incremento en el costo del servicio. Sólo mantiene la tarifa social u un plan de estímulos al ahorro de energía.

Las tarifas eléctricas aumentarán a partir del lunes hasta un 300 por ciento, aunque no será éste el único tarifazo previsto por el Gobierno del presidente Mauricio Macri, que aplicará otro aumento en el mes de mayo.

 

El ajuste es consecuencia de la decisión de la administración nacional de eliminar los subsidios y mantener sólo las denominadas “tarifas sociales” y los planes de estímulo para reducción del consumo. El tarifazo es el primero.

 

Así, en hora pico, el precio de referencia de la energía será, dependiendo el consumo, desde 773,02 megavatios/hora a 201,39 pesos, en tanto que se fijó en 1.427,60 megavatios/mes el precio de referencia de la potencia para el período comprendido entre febrero y abril.

 

A través de la Resolución 6/2016, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, con la firma del ministro de Energía, Juan José Aranguren, se aclara que el “precio estacional”, que va de febrero a abril, es “sensiblemente menor al costo de abastecimiento” de la energía eléctrica, por lo que se prevé un nuevo ajuste en mayo. 

 

Según la norma, esta “reprogramación trimestral de verano” para el mercado eléctrico mayorista (MEM) implica elevar los precios de la potencia y la energía a 1.427,6 megavatios/mes, el primero y a 773,03 megavatios/hora (mw/h) en hora pico para el segundo, para consumo superiores a 300 kilovatios.

 

Para esa franja, el valor de la tarifa será de 768,72 pesos (mw/h) para las “horas restantes” y de 763,89 para las “horas valle”, es decir de menor consumo.

 

En lo que hace a los que consuman menos de 300 kilovatios, la tarifa será de 321,39 (mw/h) en hora pico; 317,09 en “horas restantes” y 312,26 en “horas valle”.

 

Respecto del plan de estímulo, se indica que para los que consuman 10 kilovatios menos que igual mes del años anterior y hayan registrado una reducción de entre el 10 y el 20 por ciento, el previo de la tarifa eléctrica será de 251,39 (mw/h) en hora pico; 247,09 en “hora restante”, y 242,26 en “hora valle”.

 

Para los que tengan una reducción de consumo de más del 20 por ciento en comparación con el mismo mes de 2015, la tarifa eléctrica será de 201,39 (mw/h) en hora pico; 197,09 en hora restante, y 192,26 pesos en “hora valle”.Acerca de la tarifa social, se especificó que “hasta los 150 kilovatios/hora por mes” será cero, mientras que para los que excedan ese consumo tendrán una tarifa de 31,39 pesos (mw/h) en hora pico; 27,09 en “hora restante” y 22,26 en “hora valle”.

 

Por otra parte, se establece que las distribuidoras no podrán mantener una deuda superior a los 30 días con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) y si lo hacen “deberán garantizar el pago mediante cesión de créditos por cobranza”.

 

En los considerandos, la norma puntualiza que “el desfasaje existente entre los costos reales y los precios vigentes” es “sensiblemente” superior al del incremento de las tarifas, pero que “considerando las posibilidades de pago de los usuarios y la conveniencia de prevenir un impacto negativo en la economía nacional, resulta necesario sancionar un precio estacional único a nivel nacional para el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) todavía sensiblemente menor al costo real de abastecimiento del sistema”.

 

Además, se indica que “el abandono de criterios económicos en la definición de los precios del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) distorsionó (durante el Gobierno anterior) las señales económicas, aumentando el costo de abastecimiento, desalentando la inversión privada de riesgo dirigida a incrementar eficientemente la oferta y restando incentivos al ahorro y el uso adecuado de los recursos energéticos por parte de los consumidores y usuarios”.

 

También se puntualiza que “sólo una proporción menor del costo de abastecimiento fue afrontado por la demanda de energía eléctrica, recurriéndose a los recursos del Tesoro Nacional para cubrir la porción sustancial de dicho costo, lo que contribuyó significativamente a una presión tributaria progresivamente creciente sobre el conjunto de la población, situación que en la actual magnitud deviene insostenible”.

 

El segundo semestre, una carrera de obstáculos para Javier Milei
Javier Milei.

También te puede interesar