Quién es quién en la Provincia

Éste es el hombre en el que confía Vidal para negociar con los docentes

Al director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, lo definen como un experto a la hora de discutir con los gremios. En febrero tendrá su prueba de fuego.

Si bien todavía no está confirmada la presencia de Alejandro Finocchiaro en las reuniones de comisiones técnicas de enero, es sabido que será él quien encabece la negociación salarial representando al gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal, cuando en febrero se desarrolle la disputa más caliente con los gremios. "Sin dudas va a ser así; él ya tiene más de cinco paritarias resueltas", aseguran con confianza desde su entorno.

 

Este jueves será el primer llamado formal del gobierno de la provincia de Buenos Aires a los gremios docentes y estatales. Si bien desde Gobernación descartaron hablar de plata, será la primera vez en el año que se vean las caras para darle el puntapié inicial a lo que será un ida y vuelta candente y de muchos capítulos.

 

El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, convocó a las primeras reuniones en el ministerio de Economía, en donde se tratarán temáticas relacionadas con las condiciones laborales y de salud e higiene, según informaron. "No se sabe todavía quiénes van a estar presentes, si los ministros o funcionarios de segunda línea", dudan en el Gobierno. Es que, como ya había contado Letra P a fines del año pasado, Vidal dejó en claro antes de las Fiestas que para discutir un porcentaje de aumento en las paritarias, estaba pendiente hacer una evaluación de cuál será la inflación y de cómo se comportará la economía en este 2016. Entonces, les dijo a los sindicalistas que recién en febrero comenzará la negociación feroz, con la calculadora.

 

Esa negociación correrá por cuenta del director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro. 

 

El CV del abogado de 48 años e hincha de Boca lo define como un "especialista en Gestión Educativa y Magíster en Educación", y profesor en la Facultad de Derecho de la U.B.A., en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, y en la Universidad Nacional de La Matanza. Fue además en ese establecimiento Secretario Académico (2003 / 2004), Vicedecano (2004) y Decano (2004 / 2011) del Departamento de Derecho y Ciencia Política y Coordinador de la Maestría en Gestión Judicial. Viene de desempeñarse como Subsecretario de Políticas Educativas y Carrera Docente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Pero más allá de los títulos, quienes lo conocen lo describen concretamente como un hábil negociador, dialoguista y en definitiva experto en la discusión paritaria. Es que en el gobierno porteño de Macri supo explotar al máximo esa principal cualidad. "Él ya tiene más de cinco paritarias resueltas, obviamente cuenta con mucha experiencia en este campo, le va bien, sobre todo por los términos en los que logra que transcurran las reuniones, en donde más allá de los intereses particulares con los que llega cada uno de los que se sienta en esa mesa, hay una corriente fluida que permite arribar a soluciones. Hasta ahora ha sido así y en esta ocasión la expectativa es que pase lo mismo", le dijeron a Letra P fuentes educativas del gobierno provincial.

 

Desde su entorno destacan que al ser docente, educador, "defiende los objetivos de los docentes porque él es uno de ellos", aunque claro, con la salvedad de que ahora es Ministro. Entonces, como "ahora le toca representar al Estado -si bien entiende que los docentes, por naturaleza siempre van a pedir más plata para educar, y él se anota en ese grupo-, sabe que es plata que hay que gastar bien y hoy hay que entender el particular momento que atraviesa la provincia en este año, el primero después de la administración Scioli, que no va a ser el más favorable para poder honrar ese deseo; hay muchos agujeros por tapar". O sea, ya marca la cancha desde el vamos, con una advertencia que también viene haciendo Vidal internamente.

 

Parte de los gremios de trabajadores estatales le dijeron a este portal que la primera impresión que se llevaron de Finocchiaro, cuando lo conocieron en diciembre, es la de un tipo que "parece un experto en esto", haciendo referencia a la negociación. Tal vez, de antemano, muchos recuerdan el paso de Mario Oporto, quien tuvo que surfear momentos muy críticos en la Provincia, manejando una situación complicada con los gremios educativos por separado -en aquel entonces no estaba conformado el Frente Gremial Docente-. Por momentos demostró buena capacidad de negociación, logrando frenar a tiempo protestas y movilizaciones.

 

Hoy, los sindicalistas ya vienen dejando en claro que serán inflexibles con sus reclamos, algo que en los últimos años vivió de cerca el ex gobernador Daniel Scioli, que sufrió sistemáticamente dolores de cabeza, por la incapacidad de resolver pronto las paritarias. En ese momento, la titular de la cartera educativa fue Nora de Lucia, quien no se destacó nunca por controlar y manejar las negociaciones, perdiendo una a una las batallas con Baradel, Petrocini y cía. Hoy, -en la previa, claro- la figura de Finocchiaro parece simbolizar absolutamente todo lo contrario. Esa es la misión que la gobernadora le encomendó y a partir de febrero se verá si realmente tiene la muñeca necesaria para dominar una disputa que en la provincia de Buenos Aires es bastante intensa. El mes que viene será su prueba de fuego.

 

José María Carambia, le permitió a  Javier Milei tener facultades delegadas. 
milei logro aprobar una version xxs de la ley omnibus despues de ceder hasta el final

También te puede interesar