Política

Sabbatella – Scioli, la pareja menos pensada en Morón

El sabbatellismo pasó de armarle una colectora al gobernador en 2011 y cuestionar su ADN K, a pegarse (con photoshop) a su figura para retener el control de su distrito.

A días de las elecciones nacionales del 25 de octubre, el oficialismo del municipio de Morón, terruño del titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, hace campaña con la figura del candidato a presidente por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, a quien en el año 2011 enfrentó con una colectora y a quien supo cuestionar duramente por considerarlo un extranjero en el kirchnerismo.

 

La estructura militante de Nuevo Encuentro, que como buena parte de La Cámpora solía fustigar a Scioli, empapeló todo el partido del oeste del conurbano bonaerense con fotos del gobernador “montadas” a una imagen del candidato a intendente y hermano del funcionario nacional, Hernán Sabbatella.

 

Se trata de un afiche de campaña imposible de imaginar tiempo atrás, cuando el sabbatellismo entero despotricaba contra el ex vicepresidente de Néstor Kirchner e incluso lo enfrentó en la interna por la gobernación de 2011, merced a la posibilidad de presentar boletas colectoras que habilitó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

Eran otros tiempos. Nadie imaginaba lo que sucedería cuatro años después, pero el sabbatellismo pasó de desafiar al sciolismo a militar por el candidato del oficialismo nacional y colorear con color naranja los afiches propios.

 

Se trata de una militancia a desgano similar a la que vivencia La Cámpora en la Ciudad de Buenos Aires. En la Capital Federal la militancia kirchnerista insiste con el lema “el candidato es el proyecto” y desde el búnker naranja le responden que “el candidato tiene nombre y apellido”, en obvia referencia a Daniel Scioli.

 

“El presidente es el presidente, pero la líder del proyecto político va a seguir siendo Cristina”, sostuvo Sabbatella en declaraciones a FM uno apenas tres días después de las PASO nacionales del 9 de agosto.

 

Nuevo Encuentro necesita de la figura del ahora aplaudido Scioli por que busca asegurarse el triunfo en su distrito, que se convirtió en bastión del sabbatellismo desde 1999. Por esa razón, el comando de campaña de Hernán Sabbatella apuró la confección de un afiche junto al candidato a presidente del Frente para la Victoria aunque, como no consiguieron foto de unidad, se tuvieron que conformar con una imagen pegada con photoshop.

 

Con todo, Sabbatella pasó de calificar a Scioli como “manodurista”  y asegurar que “se opone al Gobierno Nacional” a pedirle a su militancia que haga campaña por el ex motonauta en Morón.

 

Hace unos meses, el gobernador de la provincia de Buenos Aires reavivó esa tensión. Antes de las PASO participó de un acto junto a los tres candidatos kirchnerista de Morón (Hernán Sabbatella, el camporista Hernán Solito y el sciolista Pablo Navarro), pero más adelante se ausentó a último momento de un acto junto al intendente Lucas Ghi al que fueron Carlos Zannini, Aníbal Fernández y Eduardo “Wado” De Pedro.

 

Hernán Sabbatella ganó la interna frente a sus dos competidores, pero el candidato macrista, Ramiro Tagliaferro, fue el postulante con mayor cantidad de votos en Morón. El sabbatellismo busca retener el apoyo que recibieron Solito y Navarro para no perder el municipio que gobierna desde hace quince años.

 

Déjà vu del horror: el Gobierno tiene detenida en Ezeiza a una sobrina de desaparecidos
Javier Milei. 

También te puede interesar