Política

Scioli no quiere hinchas visitantes y ni siquiera está garantizado que vuelvan en 2015

Por Matías Moscoso.- Después del Mundial y con los primeros partidos por Copa Argentina se encendió una esperanza en el público futbolero, que se ilusionó con la vuelta de las hinchadas visitantes en el Torneo de Transición 2014. Por lo pronto no será así y aún no hay fecha para que retornen, ya que el gobierno provincial pone la prioridad en los municipios y en el próximo Operativo Sol, y por ende no quieren saber nada al respecto.

El secretario de Deportes bonaerense Alejandro Rodríguez le había dicho a Letra P que después del Mundial se iba a hacer una prueba por fecha en la Provincia, pero los planes cambiaron. Desde esa cartera le indicaron a este portal que esa prueba testigo no será tal porque la prioridad del gobernador es reforzar el control en los municipios y trabajar de lleno en el Operativo Sol. Mientras, el sciolismo presiona para que el Congreso trate el proyecto de modificación del Código Penal que busca tipificar el delito de barrabrava y apunta a la reventa de entradas.

 

Esta decisión de continuar prohibiendo el ingreso de hinchadas visitantes los fines de semana fue resuelto tras reuniones entre el ex motonauta, Rodríguez y el ministro de Seguridad Alejandro Granados. “Ni Granados ni Rodríguez quieren hacer el partido testigo por fecha para no poner en riesgo a Scioli”, le dijeron a este medio desde el gobierno provincial. Es una decisión que indudablemente se toma también para no entorpecer la campaña presidencial del mandatario.

 

Lo que aún no pueden explicar con claridad –al menos en la Provincia- es por qué sí hay hinchas visitantes en la Copa Argentina como también los hubo en el verano y hasta en la definición por el tercer ascenso del mes pasado entre Independiente y Huracán.

 

Lo que le dijo una fuente del gobierno a Letra P es que “generalmente los intendentes del interior te garantizan la seguridad y se comprometen ellos. Ellos tienen un superclásico o un partido que no lo tienen nunca durante el año, y eso hay que sumarle a que en el interior tienen otra manera de ser, por eso hay como un pacto o un código que generalmente no es el mismo que acá; allá va la familia por ejemplo a ver ese partido”.

 

“La intención es que vuelvan en 2015”, expresaron desde la Secretaría de Deportes, pero lo toman con pinzas. Especulan con el desarrollo de este torneo de menos de cinco meses, ya que si los operativos de seguridad pueden controlar a las barras y no se desata un escándalo, “tal vez haya algún partido testigo antes de fin de año, pero hoy por hoy decimos que no”.

 

Por eso, ni siquiera se animan a confirmar que en el nuevo torneo que arrancará en 2015 –año electoral y para ese entonces con Scioli enfocado casi al 100% en su campaña- los partidos del fútbol argentino tengan las dos hinchadas, como en cualquier otra parte del mundo.

 

Federico Otermín y Nicolás Kreplak
En Unidos temen del poder de Maximiliano Pullaro para imponer condiciones en el proceso de reforma constitucional.

También te puede interesar