Política

Tensión en la Casa Rosada por la situación con los fondos buitre

Por Gabriela Pepe.- Tras el nuevo revés de Griesa, la Presidenta convocó a una reunión urgente con el ministro de Economía. Un operador político de peso en el Gobierno, dijo que “si esto sale mal, nos olvidamos de la campaña y de todo”. El temor a otra disparada del dólar.

El Gobierno vive momentos de extrema preocupación por el conflicto con los fondos buitre. Luego de que el juez Thomas Griesa rechazara la cautelar pedida por Argentina para pagar los vencimientos de la deuda a los bonistas que entraron en el canje mientras negocia con los holdouts, Cristina Fernández de Kirchner convocó a una reunión urgente al ministro Axel Kicillof.

 

A última hora, en los pasillos de la Rosada se hablaba del temor al default y a una nueva disparada del dólar. “Hoy se conoció la resolución de Griesa justo sobre el cierre del mercado. Mañana el dólar se va a las nubes. Y si esto sale mal, nos olvidamos de la campaña, y de todo el resto”, se lamentaba un operador de peso en Balcarce 50, mirando en su computadora la noticia sobre la trepada del dólar blue y la caída de los bonos argentinos.

 

La decisión de Griesa, de rechazar el stay pedido por el Gobierno, dejó a la Argentina a ocho días del default. En los despachos de la Rosada en los que suelen mirarse encuestas y tejer armados políticos, el tema central pasó a ser la decisión del juez neoyorkino.

 

Los operadores, por estas horas mucho más preocupado por la resolución del conflicto con los buitres que por el armado político para 2015, apostaban a que la Rosada decidiera negociar finalmente con los buitres, y evitar la cesación de pagos. “Si le mandamos a decir al juez que este año no va a haber plata para los holdouts, es lógico que nos rechace el pedido. Esto hay que resolverlo, hay que buscar otras formas de negociar. Urgente”, advirtió un dirigente de diálogo con la Presidenta.

 

intendentes de Vamos Santa Fe tuvieron un primer encuentro en Reconquista en enero.
Toto Caputo y la titular del FMI, Kristalina Georgieva

También te puede interesar