Ciudad BA

Desmienten acuerdo entre el PRO y UNEN para la Ciudad

Letra P.- Luego de que Michetti se acercase a Lousteau y dirigentes de peso en el  PRO recomendasen a Macri forjar un acuerdo con UNEN, desde la coalición de centroizquierda niegan una posible alianza con el macrismo de cara a 2015.

“Suena ridículo pensar en cualquier tipo de asociación electoral con el PRO, cuando UNEN es la principal alternativa al macrismo en la Ciudad”, desmintió el legislador de Proyecto Sur Javier Gentilini, aunque miembros de ambos partidos ya se hayan sentado a pensar en un futuro juntos.

 

Ni bien comenzó el 2014, referentes y dirigentes del PRO comenzaron a imaginar cómo sería el futuro del espacio político de cara a 2015, a nivel nacional y también en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Con miras a la elección presidencial, no se descartaron y no se descartan posibles acuerdos electorales con el frente UNEN, con el massismo y con el sciolismo. Sin embargo, la idea central es evitar las alianzas y competir en la contienda de manera solitaria; algo que en el PRO llaman la “tercera vía”.

 

Teniendo en cuenta los mutuos guiños que se han brindado entre el macrismo y la coalición de centroizquierda, potenciados por los dichos de Elisa Carrió y de Mauricio Macri, y la buena relación de ambos partidos en la Legislatura porteña, dirigentes macristas propusieron a su líder político acercarse a UNEN pensando en 2015.

 

El argumento que tienen los referentes del PRO que tiran para el lado de UNEN se pueden resumir en dos. Por un lado, se entiende que el frente y el macrismo comparten un electorado similar y, por otro, que es más conveniente aproximarse a un espacio que no tenga nexo con el kirchnerismo, como si lo son el sciolismo y el massismo.

 

Este último sector, que puja por un acuerdo extrapartidario con UNEN, está compuesto por el ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, el presidente del Club Atlético Boca Juniors, Daniel Angelici y apoyado discretamente por la senadora nacional Gabriela Michetti.

 

Tanto Lombardi como Angelici tienen origen radical y por ende buenos lazos con la dirigencia actual; mientras que Michetti tiene línea directa con Lilita Carrió y su colega, Ernesto Sanz.

 

Además, la ex vicejefa de Gobierno de Macri tiene buena relación con Martín Lousteau, quien mide bien en la Ciudad y produce temor dentro del PRO, y con quien ha dialogado pensando en su candidatura a jefa de Gobierno.

 

A sabiendas de que comparten y apuntan a un porcentaje del electorado que es numeroso, y que poseen una agenda similar de cara al futuro, el balance de una chance de alianza electoral para competir en las presidenciales y en la Ciudad entre el macrismo y el frente UNEN es analizado como una opción viable.

 

De las tres líneas probables de alianza que maneja el macrismo, ésta última quizás es la más certera, debido a que actualmente ya existen negociaciones, aunque desmientan públicamente sus dirigentes de un lado y del otro.

 

De hecho, el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, está desde hace tiempo trabajando por construir un acuerdo PRO-UNEN.

 

Sin embargo, en nombre de la coalición de centroizquierda, Gentilini destacó que “UNEN está llamado a expresar el verdadero progresismo que hace falta en el país y no a ser furgón de cola de lo que representan Macri, Massa y Scioli”.

 

“No existe ninguna razón para que en la Ciudad nos asociemos al PRO, ya que fue justamente acá que UNEN nació con el respaldo de nuestros votantes del 2013 para ser una concreta alternativa de gobierno y no para convalidar lo existente”, concluyó el legislador que responde a Fernando “Pino” Solanas.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar