Política

De Narváez vuelve a pelear, el FAU no puede reemplazar a Stolbizer e Insaurralde ronda el 40 %

Letra P.- Según una encuesta de Poliarquía, el ex intendente de Lomas lidera la intención de voto para gobernador. Segunda está la diputada. Vidal y Giustozzi no llegan a los dos dígitos. Alentado por los números, el Colorado retoma su campaña en los próximos días. La aprobación al kirchnerismo.

Sin haber definido públicamente todavía si jugará con el kirchnerismo o hará un salto al massismo, Martín Isaurralde es el candidato mejor posicionado para gobernar la provincia de Buenos Aires. Según una encuesta realizada por Poliarquía, el ex intendente de Lomas de Zamora tiene una intención de voto del 39 por ciento.

 

Lo siguen la diputada Margarita Stolbizer, con el 16 por ciento, y Francisco de Narváez, con el 14. Bastante más lejos se ubican María Eugenia Vidal y Darío Giustozzi.

 

Insaurralde, que el año pasado sacó el 32 por ciento de los votos en las elecciones para diputados nacionales, aparece como el preferido de los bonaerenses entre los candidatos a gobernador, con mucha ventaja sobre la segunda, Stolbizer.

 

Sin embargo, el diputado aún no terminó de definir su salida del kirchnerismo ni su pase al massismo por lo que, hoy en día, “pesca de las dos lagunas”, según dice un operador a cuyas manos llegó la encuesta. En el kirchnerismo hay quienes aseguran que Insaurralde tensa la cuerda pero no dejará el espacio, sobre todo considerando los números de Sergio Massa en las últimas encuestas.

 

“No le conviene. El Frente para la Victoria sigue siendo el espacio que más mide. Massa no sólo no crece, sino que bajó  en los últimos meses. ¿Para qué se va a ir?”, dice un vocero del FpV.

 

Los números de Stolbizer, aunque la ubican segunda, son un dolor de cabeza para el Frente Amplio Unen (FAU). La diputada ya avisó en el espacio que no será candidata nuevamente – viene siendo sin interrupciones desde 2003-  y que quiere dejar su lugar a nuevas figuras.

 

Pero en el FAU no logran dar con un candidato fuerte que pueda mantener al electorado cautivo y crecer en las urnas. Cerca de Stolbizer hay quienes apuestan a que la diputada integre en 2015 la fórmula presidencial con Hermes Binner, traccionando votos de la provincia de Buenos Aires. Otro sector quiere que la diputada vuelva a presentarse como candidata a gobernadora. La encuesta que la muestra con 16 puntos presiona en este último sentido.

 

Muy cerca de Stolbizer se ubica Francisco de Narváez. Según Poliarquía, el diputado tiene una intención de voto a gobernador del 14 por ciento, muy por encima de los resultados obtenidos en las elecciones de 2013. Los números, más que positivos, ya habrían convencido al “Colorado” de volver al ruedo después de varios meses de silencio.

 

El diputado aprovechará para consolidar su rol opositor – más allá de la buena relación  que mantiene con la administración de Daniel Scioli – potenciado por su alto nivel de conocimiento. Seguirá haciendo eje en el tema que más maneja, la inseguridad, y empezará a pensar con qué fuerza política nacional cerrará acuerdos, de cara a 2015.

 

Muy atrás en la encuesta aparecen María Eugenia Vidal y Darío Giustozzi, con 8 y 5 por ciento respectivamente. El diputado es, hasta el momento, si no se produce el pase de Insaurralde, el hombre del massimo con mejores chances para la gobernación. Vidal, por su parte, se cargó sobre los hombros la campaña del Pro en la provincia pero no logra despegar en las encuestas.

 

Aprobación para el kirchnerismo

 

La encuesta, realizada sobre 918 casos en la provincia, entre fines del mes de junio y principios de julio muestra, además, los niveles de identificación del electorado con el kirchnerismo. El 48 por ciento consideró que el kirchnerismo hizo una buena gestión en general, aunque cometió errores; mientras que el 9 por ciento dijo sentirse “muy identificado” con el kirchnerismo. En total, un 57 por ciento tuvo una mirada favorable hacia la gestión K.

 

Con una apreciación negativa, el 23 por ciento respondió que no se siente “nada identificado con el kirchnerismo” y que se deberían cambiar todas sus políticas, mientras que un 18 por ciento consideró que “el  kirchnerismo hizo una mala gestión aunque consiguió algunos logros”.

 

En cuanto a las preocupaciones del electorado, el 38 por ciento del electorado pretende que el candidato a gobernador acabe con la violencia en el barrio; un 34 por ciento, que termine con la droga; y el 25 por ciento quiere una mejor educación para sus hijos.

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar