Política

Marginado del núcleo K, Insaurralde se acerca al sciolismo y sueña con la carta 2015

El diputado nacional, Martín Insaurralde, sigue profundizando su relación con el armado del gobernador Daniel Scioli. Mismo discurso, proyectos en común y el posicionamiento frente a las elecciones, son algunos puntos de una sintonía cada vez más fina. Además, la falta de comunicación de parte del bloque de FpV en la Cámara de Diputados con el ex intendente de Lomas obligó al novio de Jésica Cirio a mirar de cerca la Ola Naranja y, en el mejor de los casos, ser el candidato para suceder al mandatario bonaerense en el sillón de Dardo Rocha. Desde el sciolismo no dudan: “nos sentimos muy cómodos y a gusto con Martín”.

Atrás quedó la sobreexposición mediática de Insaurralde cuando fue elegido por Cristina Kirchner como el candidato del Frente Para la Victoria para las elecciones Legislativas. Los días en los estudios de televisión mermaron y el posterior giro noticioso hacia las tapas de revistas de espectáculos por su noviazgo con la exuberante modelo le fue ganando lugar a las iniciativas políticas.

 

Luego de las elecciones en las que Insaurralde perdió con Sergio Massa, rápidamente algunos hombres y mujeres del kirchnerismo de paladar negro salieron al cruce por el modo en que llevó adelante la campaña y cómo quiso personalizarla bajo el slogan MI. Carlos Kunkel, Gabriel Mariotto o Aníbal Fernández fueron algunos de los dirigentes que marcaron su diferencia con el lomense

 

Un dato que no pasó desapercibido en el Congreso fue el día de la asunción de legisladores. Cuando Martín Insaurralde juró como Diputado Nacional, no lo hizo con ninguno de sus compañeros de bloque. Ni Edgardo Depetri, ni Juliana Di Tullio, ni Diana Conti y mucho menos Carlos Kunkel juraron con él. En el “tándem”, el lomense compartió la jura con Francisco De Narváez, y los massistas  Sandro Guzmán y Liliana Schwindt.

 

En diciembre pasado, durante el congreso del PJ en La Matanza, en el que definieron congresales y se definió que José María Díaz Bancalari, sea presidente del órgano deliberativo del partido; Insaurralde quiso hacerse del protagonismo y, según presentes, tuvo algún que otro entredicho con diferentes hombres de peso del PJ Bonaerense. Luego, en Febrero durante la cumbre del justicialismo en Santa Teresita, Insaurralde no fue.

 

Desde el Congreso nacional, sostienen que el ex intendente de Lomas, pese a que encabezó la lista del kirchnerismo para las legislativas del año pasado, es un diputado raso. Lejos está de las decisiones y el rumbo del bloque que se define entre Juliana Di Tullio, Carlos Kunkel, Wado De Pedro, Diana Conti y Julián Domínguez.

 

Pero la pareja de Jésica Cirio no se resignó y empezó a reforzar los lazos con La Plata. Dejó entrever que no descartaría ser candidato a gobernador y que quiere “trabajar por la Provincia”. Durante la campaña, siempre estuvo al lado del gobernador bonaerense, que se puso la campaña al hombro para –por caso- marcar presencia pensando en su propia instalación de cara al 2015. A los dos les sirvió la estrategia y el gran perdedor de las elecciones de medio término en la Provincia fue el kirchnerismo.

 

Cuando Daniel Scioli abrió las sesiones ordinarias en la legislatura bonaerense anunció, entre otras cosas, que presentará un proyecto de ley en el Congreso de la Nación para tipificar la figura del Barra Brava como delito y atacar la reventa de entrada. El encargado de llevar esa iniciativa a la discusión nacional será el flamante diputado nacional, Martín Insaurralde.

 

La figura de Insaurralde al lado del gobernador empezaba a ser cada vez más frecuente. Luego fueron los legisladores provinciales que luchan por Scioli 2015 quienes se mostraban con el lomense. Así, días atrás, el legislador nacional se juntó con Guido Lorenzino, Rodolfo Manino Iriart y Martín Cosentino: otra vez la excusa era la agenda en común. Insaurralde intenta replicar en la Cámara de Diputados de la Nación, el proyecto de Armas Cero sancionado por la legislatura bonaerense el año pasado.

 

Puertas adentro, pensando en la campaña presidencial de Daniel Scioli no descartan que Insaurralde pueda llegar a ser su propio candidato a gobernador. Es también, la carta que tienen el ex intendente de Lomas para no quedar relegado de la escena con una simple banca dentro del FpV, en un bloque que no lo tiene en cuenta a la hora de las decisiones de fondo.

 

“La candidatura de él como diputado nacional la terminó apoyando más Scioli que el gobierno, de ahí pegamos una muy buena relación y hay bastante sintonía con él” le confió un sciolista a Letra P cuando fue consultado sobre la relación el lomense.

 

En este esquema, uno de los que trabaja para la campaña Scioli 2015 agregó que “con Martín hay una sintonía que es de la época en que Daniel apoyó mucho la candidatura de él a Diputado Nacional. Ganó mucho conocimiento, es generacionalmente como nosotros y tenemos visiones compartidas de lo que viene. Nos sentimos muy cómodos y a gusto con Martín”.

 

Por lo pronto, el nombre de Insaurralde también sonó una vez atravesado las elecciones, para hacerse de un ministerio provincial. Un rumor que dejó correr el propio lomense ante los movimientos en el gabinete provincial, post electoral. La última jugada fue que el lomense recaiga en el lugar de Cristina Álvarez Rodríguez como Ministro de Gobierno y que la sobrina nieta de Evita remplace a una desgastada Nora De Lucia, por los días de clase perdidos producto del conflicto docente.

 

Nada de ello ocurrió hasta el momento, pero lo cierto es que –aunque tengan como objetivo la candidatura de Scioli con proyección nacional- dentro del armado sciolista, un sector no ve con malos ojos que Insaurralde juegue para ellos si es que tienen que “armar” a nivel provincial. Las últimas elecciones le permitieron a Martín Insaurralde caminar la Provincia y ganar conocimiento en la opinión pública.

 

Ya alejado del kirchnerismo duro, la Ola Naranja tienta al lomense a subirse a ese tren que puede funcionar como su pasaporte para seguir en escena, algo que al propio Insaurralde lo entusiasma según cuentan quienes lo conocen de sus días en lomas: “a él le gusta el protagonismo”.

 

Diana Mondino, canciller de Javier Milei, junto a María Jesus Alonso Jimenez
Cómo es el Cabildo de Córdoba donde Javier Milei puede celebrar su Pacto de Mayo

También te puede interesar