X
En el marco de las elecciones del 30 de septiembre en el Sindicato de Canillitas de Capital Federal y GBA, el actual secretario general del gremio y segundo candidato a diputado nacional por el denarvaismo, Omar Plaini, le respondió a su rival José Olivo. Optimista, se mostró confiado pero a la vez preocupado por “los palos en la rueda” que ponen los opositores, a quienes acusa de “meter la política de afuera usando gente de Sabbatella y Heller”. “Mezclan las cosas y se cuelgan de la pollera de la Presidenta para ver si tienen algún acompañamiento de la base”, disparó, en diálogo con Letra P, y anticipó: “lo que yo espero es que quieran votar y que no pongan más palos en la rueda. No vaya a ser cosa que dentro de una semana hagan algo…”.
Redacción 19/09/2013 17:47

Olivo lo trató de “desagradecido” por haberse alejado del gobierno, y Plaini respondió. “Yo soy un hombre que llegué a diputado nacional por la CGT. Yo aún reivindico cosas de este Gobierno, no soy un desagradecido. Todas las cosas que conquistamos los canillitas fueron a partir de nuestra lucha: el 7 de noviembre, el viernes santo, los porcentajes, los ocho paros a Clarín el año pasado, etc. ¿Cómo voy a ser desagradecido al Gobierno? ¿Qué tiene que ver lo político? A ver, yo voy como candidato por un partido del movimiento obrero en un frente en donde está De Narváez, es cierto, pero voy como Omar Plaini. Yo no voy en representación ni del Sindicato de Vendedores de Diarios, ni de la Federación de Vendedores de Diarios”, analizó, dejando en claro en todo momento que la militancia dentro del gremio tiene que estar separada de lo político partidario.

“Lo que vemos es que están poniendo trabas para no votar, haciendo impugnaciones de todo tipo y al voleo, porque claramente no tienen el apoyo de los trabajadores para ganar la elección. El candidato opositor impugnó la asamblea de la junta electoral, justo el día que la estábamos haciendo. Y después presenta una lista ¿En qué quedamos? Quedan claras sus contradicciones”, contraatacó. Así, se mostró confiado de cara a los comicios del 30 pero a la vez puso un manto de duda en la estrategia opositora. “Esperamos que se vote el 30”, repitió varias veces durante la charla con este portal.

“Ellos no tienen compañeros que visiten los puestos de diarios. Han entrometido a la política. En nombre de ellos, visitan canillitas la gente de Sabbatella y Heller. ¿Qué tienen que hacer Sabbatella y Heller participando en una elección del gremio? Hay metrodelegados también que reparten papeles y no son canillitas. Nos preocupa que estén poniendo palos en la rueda. Y eso va a hacer que los canillitas le den la espalda”, adelantó, y agregó que “los canillitas ven lo que ha hecho nuestra gestión en todos estos años: desde los días de descanso hasta porcentaje en diversos diarios, tenemos obra social que no teníamos, volvimos a la laboralidad, ley de la actividad, aprobamos ordenanzas, modernizamos la base de datos, logramos el plus en los feriados, con la cuota sindical les damos odontología, urgencias y emergencias y demás. Basta con preguntarles a los compañeros”.

“Yo milito desde los 17 años, política, sindical y socialmente. Acá, cuando llega un compañero, yo no le pregunto si es peronista, radical, moyanista, comunista o socialista, ateo, católico o lo que fuera. Acá ellos mezclan las cosas y se cuelgan de la pollera de la Presidenta para ver si tienen algún acompañamiento de la base. Yo no lo cuestiono porque él (por Olivo) es del partido de Heller. Yo no hago una cuestión política de esto”, disparó, y lo chicaneó recordando que “cuando Camioneros hizo el paro en marzo, nosotros no fuimos a buscar diarios y él sí, fue a buscar 10 mil Clarín. Nosotros no fuimos a buscar ni un diario ni otro”.

“En mi lista hay compañeros de todos los colores políticos, yo jamás les pregunto de dónde son. No me importa sin son comunistas, peronistas, radicales, tangueros, rockeros, católicos, ateos. Simplemente quiero que sean canillitas”, dijo Plaini, que además se ve “muy bien para el 30. Vamos a repetir la elección de 2009, con un triunfo contundente”.

“Lo único que saben decir es ´Plaini está con De Narváez´. A ver… tampoco es que estoy con un genocida de la dictadura, eh…”, aclaró, reflexionando que “cuando vos en un sindicato metés a la política de afuera, entonces ahí empezás a actuar ´para´, y no ´desde´”.

Por último, al momento de hablar a nivel nacional, Plaini explicó que “en la Federación, todos los grandes sindicatos estamos juntos: nosotros, Córdoba, Misiones, Santiago, Rosario. Exceptuando La Plata, todos”, y que “los compañeros del interior que quieren destituirme, como por ejemplo Tucumán y Santa Fe, no tienen certificado de autoridades. Las elecciones están judicializadas, en 2009 y 2010. Hubo irregularidades, cuestionadas por opositores ¿De qué estamos hablando?”.