Política

Sabbatella – Zabaleta: lo pasado, pisado

Este martes fue el día elegido para la presentación de la lista del Frente Para la Victoria en Hurlingham, más precisamente en el club de jubilados y pensionados Cosmopolita. Está encabezada por el secretario administrativo del Senado, Juan Zabaleta, y en segundo lugar un dirigente de Nuevo Encuentro, Adrián Eslaiman. A pesar de haberse enfrentado desde hace muchos años, el número uno de la lista –histórico perdedor en Morón- hoy recibe el apoyo de todo el sabbatellismo, encolumnados ambos en el Frente Para la Victoria. Zabaleta quiere ser intendente en 2015 para destronar a Luis Acuña.

Los tiempos cambiaron, y hoy “Juanchi” ya no compite contra Sabbatella, como lo ha hecho en varias elecciones en Morón, sino que lo hace en Hurlingham con la intención de ser concejal para disputarle dentro de dos años la intendencia al massista Acuña.

 

En el mes de abril hubo una fuerte disputa oficialista interna en el Concejo Deliberante de Hurlingham, porque los ediles se dividieron entre los que responden al jefe comunal (que se fue con Massa) y los que continúan siendo kirchneristas. Incluso hasta le prendieron fuego el auto a uno de los concejales. Allí entró a jugar Zabaleta.

 

Hoy, el presidente del bloque de Nuevo Encuentro en la Cámara de Diputados bonaerense, Adrián Grana, se mostró contento con la lista de Zabaleta en Hurlingham, fogoneando por Twitter que “el kirchnerismo Unido y Organizado de Hurlingham presenta a sus candidatos”, liderados, claro está, por Zabaleta, el rival eterno de Sabbatella en Morón. Cosas de la política.

 

Es que desde que Lucas Ghi gobierna Morón -luego de que Sabbatella entrara al Congreso-, Zabaleta ya no tuvo nada más por hacer, teniendo en cuenta que como líder del PJ local perdió siempre contra ellos en más de una elección.

 

Hoy Zabaleta va a fondo en aquel distrito del conurbano, con la intención de aprovechar el contexto de pleito entre el intendente massista Luis Acuña y la Nación. El apoyo del sabbatellismo también le da un impulso especial, algo que era totalmente insólito e impensado hasta hace muy poco.

 

Rolando Figueroa suma respaldos de diversos frentes en Neuquén. Pretende obtener poder en el Senado en 2025.
Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar