Capitanich vinculó el conflicto policial con “procesos de desestabilización”

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, realizó un conferencia de prense luego de los conflictos en distintos puntos del país con la Policía por los reclamos salariales y los saqueos producidos a raíz de las protestas. El funcionario pidió “autoridad política” a los gobernadores para “mantener el orden público y la paz”.

Desde la Casa Rosada, vinculó el conflicto policial en las provincias con “procesos de desestabilización” y una clara “intencionalidad política de provocar”. “Deben ser protectores de los ciudadanos y no promotores del caos”, aseguró respecto a los efectivos que se pronunciaron por un aumento salarial.

 

Capitanich indicó que el Gobierno está consternado por las “acciones deliberadas de grupos que pretenden generar caos y zozobra” y vinculó las protestas policiales y los saqueos a los 30 años de democracia que se cumplirán el martes, fecha en la cual el Gobierno tiene previsto realizar un festival junto a ex presidentes.

 

“Es un hecho que no se advertía en 30 años de democracia. No es casualidad que esta caricatura de una dictadura genocida pretenda socavar la legitimidad democrática cumpliendo la Argentina 30 años de democracia ininterrumpida”, disparó el Jefe de Gabinete.

 

Asimismo, señaló que las revueltas en el interior se produjeron de modos, habló de sedición y pidió que la Justicia actúe de oficio “bajo esa hipótesis”.

 

“El Poder Judicial debe actuar muy eficazmente ante estos hechos vandálicos. Es necesario que actúe de oficio. Existen filmaciones, fotos, identificaciones de personas que cometen delitos de acción pública”, resaltó.

 

En ese marco, Capitanich pidió una respuesta de todo el arco político y la sociedad argentina y afirmó que mantuvo contacto constante con los gobernadores donde se registran los principales focos de tensión.

 

Los conflictos comenzaron en la provincia de Córdoba, donde policías se acuartelaron en reclamo de mejoras salariales en medio de una ola de saqueos. Una vez que se alcanzó un acuerdo en Córdoba, empezó un efecto dominó en Catamarca, Nequén, Santa Fe, Río Negro, Entre Ríos y Buenos Aires, entre otros distritos en los que aún continúa la tensión.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar