Política

El conflicto con la Policía en Córdoba desata saqueos a comercios de la capital

Córdoba se ve sacudida por una ola de saqueos y robos en la capital, luego de que una protesta de la policía por demandas salariales dejara reducida la presencia de efectivos en la calle.

Los afectivos se mantienen acuartelados en distintas localidades de la provincia en reclamo de mejoras salariales y de condiciones de trabajo. La protesta derivó el martes en saqueos generalizados en supermercados, locales comerciales, viviendas y en peatones en la capital cordobesa.

 

Al verse reducida la presencia policial en las calles, al menos 20 supermercados y comercios, como casas deportivas, de venta de motos, de indumentaria, un comedor de Caritas y hasta algunas casas sufrieron saqueos y robos.

 

De acuerdo al jefe de Guardia del Hospital de Urgencia de Córdoba, Gustavo Álvarez Anderson, debieron asistir a 60 heridos, de los cuales 12 presentaron heridas de bala. Además hubo 50 detenidos.

 

Este miércoles, la recolección de residuos, el transporte público, los bancos, las escuelas públicas de Córdoba capital y la administración municipal, suspendieron sus actividades a partir del conflicto.

 

La policía reclama un aumento salarial y mejores condiciones laborales, una medida a la que se plegaron unos 6.000 agentes y dejó a la provincia desprotegida. Los efectivos demandan un salario mínimo de 10 mil pesos y un bono de fin de año

 

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, sostuvo en declaraciones al canal A24 que están realizando “averiguaciones importantes” pero evitó dar mayores detalles al tiempo que consideró que “es un acto de irresponsabilidad emitir una opinión” sobre los motivos que provocaron la protesta policial.

 

“El gobernador (José Manuel de la Sota) es quien debe asumir el control policial y darle seguridad a la población porque es su responsabilidad”, dijo el Ministro y aclaró que si el mandatario le reclama ayuda, enviará gendarmes a la provincia.

 

Se tensa la relación entre Alberto Weretilneck y Axel Kicillof.
Nicolás Maduro, ante empresarios.

También te puede interesar