Charlas de café

Ladrones sueltos en el senado

Cuenta la historia que la oficina de un nuevo senador del massismo fue ultrajada antes de que la ocupe por primera vez. Sucede que el despacho que hoy usa el ex intendente de General Alvarado, Patricio Hogan, pertenecía a su par de la Quinta Sección, Osvaldo Goicoechea, quien le dejó como regalo y para que el flamante legislador se ahorre unos pesos, una heladera y dos sillones.

Pero cuando Hogan fue a ocupar su oficina y sabiendo que ya tendría la heladera y los dos sillones, nada quedaba del mobiliario. Entonces el vicepresidente cuarto de la cámara intentó resolver el conflicto y pidió, fiel al estilo massista, las filmaciones de las cámaras de seguridad.

 

En la filmación quedó claro que dos personas que trabajarían para el bloque del FpV se llevaban los muebles de la ex oficina de Goicoechea, recibiendo órdenes de una autoridad de bloque. Curioso fue que por la filmación, la heladera –estilo frigobar- debieron devolverla, aunque hasta el momento no se sabe del paradero de los sillones.

 

El reparto de los despachos que vino de la mano del recambio legislativo dejó algunos comentarios de pasillo en el Senado boanerense; algunos legisladores del massismo se quejaron puertas adentro de que no tenían oficinas asignadas días después de ya haber jurado y las miradas apuntaban al presidente del bloque Jorge D’Onofrio quien “sólo negoció la de él” según cuentan en el bloque de Massa.

 

Pero además aquellos legisladores que vencían su mandato y debían dejar sus oficinas del palacio los habrían echado con dos semanas de anticipación, para reasignar algunas oficinas a los legisladores que iban llegando. En ese trajín habría desaparecido la heladera de Hogan.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar