A 12 años del 19 de diciembre de 2001, De la Rúa está impune

Se cumplen 12 años del estallido económico de 2001, que provocó una crisis política y social después de la renuncia del entonces presidente. Cacerolazos, saqueos, represión, muertos y heridos, dejaron un gusto amargo en la historia del país bajo la postal del helicóptero que luego se llevó a un Fernando De la Rúa impune.

Retirado de la vida política, el ex mandatario tenía una causa en su contra por la represión policial llevada a cabo en 2001, donde murieron 31 personas en distintos lugares del país.

 

La causa apuntó a que “se arrogó facultades que no tenía” al decretar el estado de sitio la noche del 19 de diciembre, lo cual provocó una reacción popular con cacerolazos masivos en todo Buenos Aires y la salida de la gente a las calles, que marchó hasta Plaza de Mayo.

 

El ex secretario de seguridad, Enrique Mathov, acusó a De la Rúa de ordenar la represión, mientras éste aseguró que el 20 de diciembre ignoraba la gravedad de la situación.

 

La Cámara Federal de Casación, al frente del juez Claudio Bonadío, confirmó en 2012 el sobreseimiento del ex presidente por los 5 homicidios culposos cometidos, previos a su renuncia.

 

El máximo tribunal penal del país entendió que el dictado del Estado de sitio fue una medida legítima “que cumplió con los pasos que marca” la Constitución y pactos internacionales.

 

La causa por los crímenes del 20 de diciembre estaba elevada a juicio e incluía al ex jefe de la Policía Federal, Rubén Santos, al ex secretario de Seguridad Mathov, al ex superintendente de Seguridad de la Federal, Raúl Andreotti, al ex director general de Operaciones de esa fuerza, Norberto Gaudiero y a los ex oficiales de la PFA, Carlos José López, Eugenio Figueroa, Roberto Juárez y Orlando Oliveiro.

 

El juicio fue suspendido por el Tribunal Oral Federal 6 por dos pericias, una balística y otra fílmica, que no estaban terminadas y se requerían como pruebas para el debate.

 

Los 6 crímenes que vinculaban al ex Jefe de Estado en la causa, ocurrieron en las avenidas de Mayo y 9 de Julio durante las manifestaciones populares contra el Gobierno de la Alianza.

 

La causa, que llevó diez años de instrucción, tuvo a De la Rúa en vilo. Primero recibió la falta de mérito, luego fue procesado, después volvió a gozar de la falta de mérito y, finalmente, la Cámara Federal lo sobreseyó.

 

Tras su renuncia, el misionero Ramón Puerta asumió por dos días y el 23 de diciembre la Asamblea Legislativa designó a Adolfo Rodríguez Saá, que anunció el default de las deudas públicas y no permaneció más de una semana con el argumento de que no tenía apoyo de sus pares del PJ.

 

Con el país de nuevo en acefalía, se designó por dos días a otro presidente, Eduardo Camaño, quien convocó para el 1 de enero de 2002 otra Asamblea Legislativa que designó a Eduardo Duhalde al frente del Gobierno hasta las elecciones de abril de 2003.

 

De la Rúa también fue procesado en una causa que lo acusa de sobornar legisladores para conseguir la aprobación de la Reforma Laboral del año 2000. La causa es de “cohecho activo agravado” y llevada adelante por el juez federal Daniel Rafecas.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar