Charlas de café

Las lágrimas de la renuncia

Una vez escrita la carta de renuncia, la ahora ex ministra de educación decidió reunir a todos los directores de la Dirección General de Cultura y Eduación para comunicarles su “renuncia indeclinable”.

Una vez frente a ellos , la Doctora en educación que estuvo en el cargo por sólo ocho meses,  les comunicó entre lágrimas al resto de los funcionarios, que decidía dar un paso al costado.

 

Cuentan algunos de los que estuvieron presentes en la íntima reunión, que por unos instantes Silvina Gvirtz, dejó el protcolo a un lado y se mostró visiblemente emocionada y llorando por su renuncia.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar