Política

Sin acuerdo en diputados la crisis de liderazgo en el bloque kirchnerista gana protagonismo

La difícil negociación en torno a la reforma impositiva impulsada por el Ejecutivo bonaerense, que podría terminar el lunes con un decreto del gobernador, volvió a poner en crisis la ya de por sí frágil situación del bloque oficialista en Diputados, y dejó a su titular, Juan De Jesús, en el centro de las críticas.

Aunque el fracaso oficial para convertir en ley el proyecto que imponía, entre otras cosas, un revalúo del inmobiliario rural y aumentos en Ingresos Brutos y Sellos, tiene varios padres, tanto diputados como senadores buscaron a los culpables entre los “capitanes” de ambas cámaras.
De un lado, el senador sciolista Alberto De Fazio, dijo, en su cuenta de Twitter, que “un Presidente de Cámara que no junta al Cuerpo para sesionar y autoridades de bloque que no llegan a consensos deberían plantearse para que están”.
“La verdad que no entiendo de que hablan con ‘nueva política’ cuando no pueden juntar ni siquiera el quórum para sesionar. Es una política inútil”, prosiguió.
La respuesta de Diputados, llamativamente, apuntó los cañones desde el kirchnerismo hacia el propio kirchnerismo: De Jesús consideró que las declaraciones del vice Gabriel Mariotto sobre el uso de “valijas” para arreglar votaciones “empiojó” las negociaciones de la cámara Baja y terminó impidiendo que la oposición aporte el quórum para tratar la ley.
Aunque más tarde intentó bajar el tono de sus dichos, la declaración del dirigente de la quinta sección llamó mucho la atención, y dejó entrever una sorda disputa, surgida al calor de la reforma tributaria.
Sin embargo, De Jesús debe enfrentar también fuertes cuestionamientos al interior del bloque oficial: “se confió en que alguien de la oposición iba a terminar quebrándose, pero no hubo ningún reflejo para cambiar la situación cuando se veía que no podíamos conseguir el quórum”, se quejó un allegado al bloque cuando ya se caían las últimas chances de lograr un acuerdo.
Un dato que los críticos no dejan pasar es que esta es la primera vez en cinco años que el FpV no logra quórum para sesionar. Esto, aseguran, mina la autoridad de De Jesús, que en diciembre llegó a la cabeza del bloque de la mano del apoyo kirchnerista. Al presidente también le endilgan una “falta de reflejos” por no haber previsto que el viaje del diputado Ricardo Montesanti podría complicar el trámite parlamentario.
Como se sabe, el bloque oficialista está integrado por un “crisol” de legisladores que responden a diferentes liderazgos: así, se puede ubicar a los diputados de La Cámpora –apoyados por quienes responden a Julián Domínguez y Amado Boudou-, del Movimiento Evita, y los sciolistas y moyanistas, ahora agrupados en “La Juan Domingo”.
La “tensa calma” existente casi estalla por los aires con la irrupción de esta última agrupación, que ya tuvo más de un choque con los ultrakirchneristas del Senado y que en la última sesión ya cruzó a un camporista por sus críticas a la Policía Bonaerense.
En este delicado escenario transita De Jesús la conducción del bloque. Tras el traspié de la semana pasada, algunos legisladores “operaron” la posible asunción de Fernando “Chino” Navarro al frente de la bancada, sin embargo, un diputado “de peso” en el FpV fue claro: “no creo que pueda perder la presidencia, pero a partir de ahora, cuando diga ‘buen día’, vamos a salir para ver si es cierto”.
Fuente: DIB

 

Beltrán Benedit, diputado de La Libertad Avanza por Entre Ríos, en una visita a la exposición rural de Federal, en el norte de la provincia.

También te puede interesar