Política

Intendentes en pie de guerra por tarifa del agua

Siguen los ecos del aumento del 180 %  en la tarifa de agua potable para 86 municipios: mientras varios intendentes se quejaron por la suba que regirá desde junio, En Bahía Blanca y otras comunas no descartaron municipalizar el servicio.

Así lo hizo saber en las últimas horas el jefe comunal de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua, quien reclamó por la falta de obras y dijo que analizará que el municipio se haga cargo del servicio. En este sentido, su par de Chivilcoy, Aníbal Pittelli, también tiempo atrás dejó entrever esta posibilidad ante el déficit de la prestación. “No puede plantearse un aumento y que no te digan qué obras van a hacer. En Chivilcoy tenemos un servicio con déficit: llega poca agua, de mala calidad y con escasa presión”, explicó a DIB Pittelli, quien reconoció que a la prestadora “se le va un poco la mano” con el incremento de tarifas.

 

Asimismo, el intendente kirchnerista se mostró a favor de municipalizar el servicio. “Yo me hago cargo, que me lo pasen, tenemos estudios propios. En la ciudad hay que poner unos 40 millones de pesos, hay que hacer doce pozos nuevos, pero nos dicen que no hay plata”, explicó. Y agregó: “Está bien que la Provincia tenga la administración del recurso, pero la distribución debe estar a cargo de la comuna”.

 

“ABSA ha hecho inversiones pero se necesitan muchas más, se necesita tener claro cuál va a ser el esquema a futuro en una ciudad que tiene muchos problemas de infraestructura”, dijo Bevilacqua, quien dijo que la “municipalización” del servicio “es una posibilidad” que estudiarán en la comuna. En tanto, su jefe de Gabinete, Ramiro Villalba, dijo que “si uno tiene en cuenta el servicio que presta ABSA en la ciudad y que ahora vengan con un aumento del 180 por ciento, la verdad que es complicado”.

 

Para el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, el aumento sólo se justificará si “viene aparejado con obras para tener un mejor servicio”. De hecho, en esta ciudad el funcionario reconoció que se han solucionado en el último tiempo los problemas de arsénico, aunque se detectaron altos índices de aluminio, de acuerdo a un análisis de la Comisión Nacional de Energía Atómica. “Desde ABSA nos prometieron que están trabajando para solucionar esto cuanto antes”, dijo.

 

Otro mandamás que también hizo conocer su enojo fue el de 9 de Julio, Walter Battistella, quien calificó la suba como “una locura”. En esta localidad, los resultados de los últimos estudios no fueron demasiado favorable, ya que once de las dieciséis muestras tomadas en diferentes pozos arrojaron como resultado que el agua no es potable. “Primero debemos ver el resultado de las obras que se hacen y recién considerar un aumento”, recalcó.

 

Tal como contó esta agencia días atrás, la Provincia estableció que a partir del 1º de junio el valor del metro cúbico de agua potable en $ 1,693”, una suba que se los usuarios domiciliarios y comerciales que tienen medidor y a los que no. El impacto del incremento sobre el valor actual será de 34 pesos mensuales para el 80 por ciento de los cuatro millones de usuarios de la compañía, lo que en el caso de quienes reciben la factura bimestralmente se elevará a 68 pesos. También se ratificó que para el 20 por ciento restante, el impacto será mayor a los 34 pesos mencionados. Y la inversa, se señaló que las 20 mil conexiones que gozan de la tarifa social mantendrá el beneficio, lo mismo que las exenciones que rigen para jubilados y pensionados.

 

Fuente: agencia DIB

 

Boleta única de papel para las PASO
Javier Milei junto a gobernadores en Tucumán.

También te puede interesar