Política

Inundación en Azul: “se evacuó gente de su casa con ayuda del municipio”, dijo Inza

Pasadas las 18,30 horas, el intendente municipal José Inza, acompañado por funcionarios de distintas áreas afectadas a la situación, brindó un amplio informe sobre la situación creada ante el crecimiento del arroyo Azul, como consecuencia de la lluvia caída en la cuenca del arroyo en las últimas horas.

En ese sentido, Inza indicó que se encontraba reunido con miembros del gabinete “para informales sobre el comportamiento del cause del arroyo Azul, como consecuencia de la gran cantidad de agua que se ha estado recibiendo por la lluvia que se generó entre ayer y hoy a la mañana. La lluvia caída oscila entre 130 y 160 milímetros en toda la cuenca del arroyo, aguas arriaba, y ello trae como consecuencia gran flujo de agua en las ultimas horas”.

 

Para ser más gráfico, el jefe comunal mostró un plano donde se podía observar el impacto que tuvo la inundación de 2002. “Según los cálculos de Hidrología de Llanuras y de técnicos del municipio –agregó Inza- el volumen de agua es similar al de 2002. Por lo se estima una crecida muy parecida”.

 

Más adelante el intendente explicó que lo que se está observando “es un comportamiento diferente, porque si bien estimamos que va a ver algún desborde, a media tarde el arroyo se mantiene en su cause, lo cual implica que el cauce se está comportando mejor que en la anterior ocasión”

 

Asimismo, afirmó que “el pico de la crecida se va a dar a partir de medianoche y entrada la madrugada. En ese momento el desborde puede tener un impacto sobre el casco urbano, aunque, repito, el impacto estaría siendo menor que el de 2002”.

 

“Se ha estado trabajando permanentemente con Defensa Civil y los organismos que corresponden y fuerzas de seguridad. Todas las áreas del municipio están funcionando, y puestas en alerta para responder ante cualquier eventualidad de desborde, y también para controlar cualquier exceso de inseguridad para los ciudadanos”, dijo Inza, para explayarse sobre que “si bien somos optimistas, queremos informar que podría llegar a haber algún desborde. Pero seguiremos controlando el comportamiento del arroyo para ir viendo de que manera impacta en el casco urbano, e informándolo de inmediato por los distintos medios a la población”.

 

En diálogo con Letra P, Inza comentó que “se evacuó gente de su casa con ayuda del municipio y mucha otra se autoevacuó. Ahora estamos teniendo una situación un poco más favorable, porque el agua del arroyo comenzó a bajar, sobre todo en la zona del Balneario”.

 

Además, aclaró que “intentamos solucionar y socorrer a la gente que necesita asistencia social”.

 

 “Azul es una ciudad inundable”

 

Por otro lado, el intendente reconoció que Azul es una ciudad inundable “que está expuesta naturalmente, porque el arroyo pasa por el medio de la ciudad, la divide y no hay forma de controlar. Para atenuar el problema natural que se podía suscitar con esto, se han hecho trabajos en la cuenca del Balneario para intentar solucionar la situación, pero evidentemente no alcanza”.

 

Asimismo, comentó que hay una perspectiva en el presupuesto, a mediano plazo, para hacer una  represa aguas arriba del cauce del arroyo, “para que eventualmente sea una solución no definitiva pero más pronta. La perspectiva que tenemos es que la ciudad deje de ser inundable”, afirmó.

 

En su explicación sobre el hecho encuestión, el ingeniero Comparato dijo que “la precipitación que causo esta crecida comenzó a las 4 del jueves, y fue una lluvia constante e uniforme en toda la cuenca del arroyo Azul. Son 100 mil hectáreas que aportan. Toda agua que cae en ese sector es la que pasa por el arroyo por el casco urbano. Estamos con un monitoreo constante, con la red telemétrica de la estación meteorológica para ver de que forma se viene desarrollando las distintas precipitaciones en tiempo real. Hemos llegado a la conclusión, junto con el Instituto de Hidrología de Llanuras y técnicos de hidrología municipales. Hemos hecho dos escenarios, uno de mínima y otro de máxima, esto último es lo que indicó el intendente, para que el vecino tenga una idea cabal. Hemos comparado esta situación con la del 17 de agosto de 2002.  Allí se puede ver la impronta de la inundación. Estamos también con otro parámetro que se realizó oportunamente, y que tendería a bajar las alturas, por lo tanto el desborde podría ser menor. De todos modos, con la naturaleza debemos ser muy prudentes. Sabemos por otras circunstancias. Estamos tomando todas las previsiones desde la Secretaria de Obras Públicas, con personal y equipamiento para tomar las medidas que hagan falta”.

 

Sobre el 2002, Comparato indicó que “las zonas más afectadas fue de Sarmiento hacia Mujica, también el balneario, porque recordemos que entonces el puente Moto Arias estaba muy bajo, y eso contribuyó al desborde más rápido de las aguas. El comportamiento es muy difícil de medir, por las diferentes características del arroyo en su cauce, la topografía es diferente. Entonces se hace complejo informar con exactitud.

 

En la zona de la 226 y 3 la medición se toma 2 kilómetros aguas abajo, que es la base de medición de la Dirección de Hidráulica de la provincia. Hacia el atardecer allí continuaba el ascenso de las aguas. Pero el comportamiento es muy difícil de medir, porque el arroyo tiene diferentes alturas, y anchura. La última medición fue a las 18,10. Pero las comparaciones no sirven de mucho, porque que suba 10 centímetros en el Seminario no significa que suba lo mismo en el casco urbano, porque depende las variables que presenta el cauce del arroyo. Esto es parecido a los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, que muchas veces son certeros y otros no, porque son muchas las variables. Se toman los días anterior y la actual, donde hay muchas variables en juego. El estado de la cuenca, si hay o no pasturas, la cantidad de lluvia de cada lugar, y esta es uniforme o no. Tengan en cuenta, que el arroyo Azul tiene dos arroyos tributarios, el Videla y el Santa Catalina, y muchas veces no se puede esquematizar o resumir porque estamos en el camino equivocado”.

 

Ante una pregunta, Comparato explicó que “los trabajos que se han hecho en la Urioste, entre 25 de Mayo y las vías, han dado buen resultado. Los canales que se han hecho paralelos en la ruta 3 hasta el momento han cortado el ingreso del agua del denominado “camino a la mantequería”.

 

También explicó que “se han realizado trabajos de mantenimiento en el cañadón de Gutiérrez y esto está funcionando. Allí había tres caños de 60 centímetros y los hemos cambiado por alcantarillas de 3 y 4 metros. La obra del puente que se realizo en forma conjunta con provincia y Nación, también fue importante en su momento”.

 

De todos modos, dijo que el pronóstico era favorable, “ya que tenía una mejoría, por lo que esperamos que la situación no se complique más en los próximos días”.

 

“Que el ciudadano esté atento e informado –siguió explicando Comparato-. Lo que hay que asumir es que Azul es inundable. A los 4 meses de su fundación, en abril de 1832, sufrió la primera inundación, también en 1833, Eso por las características topográficas que tiene el arroyo. Y la ciudad, como tantas otras, se desarrollo a la vera del arroyo.

 

Entonces tenemos un inconveniente, que es como convivimos con el arroyo. Nadie podría prever que iban a caer 200 o 300 milímetros en tan poco tiempo, como en alguna oportunidad cayo a pocos horas de la ciudad, en 6 horas, como paso el 13 de junio de 2001. Con esto hay que ser muy prudente, y al vecino hay que darle un mensaje claro y concreto y decirle siempre la verdad y de inmediato. Esto no es una ciencia exacta”.

 

Aquí el intendente Inza intervinó para afirmar que “todas las áreas del municipio están preparadas ante un posible desborde”.

 

A su turno, la subsecretaria de Desarrollo Social Olga Pomphile, informó que los dos centros de evacuados son el ex club Fanazul y la Guardería Gay. “Hasta el momento no se han recibido aun llamados –dijo-, pero estaremos atentos toda la noche. Nosotros informamos a bomberos y otras fuerzas en caso de evacuaciones. En los centros está todo preparado, con colchones, frazadas y comida. También en el hospital se han preparado camas y colchones, por casos de problemas de salud, que el regimiento ha proveído en forma preventiva”.

 

Finalmente, Inza dijo que “las fuerzas de seguridad están a la espera de nuestro requerimiento. Habrá corte de calles en los lugares que haya anegamiento. Hemos previsto un programa de control de seguridad, con patrullas policiales, especialmente donde la gente pueda haber abandonado los hogares. Defensa Civil esta en forma permanente en el municipio para evacuar y atender cualquier problema que tengan”.

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar