Charlas de café

“Hijos de puta, no me corran por izquierda”

El jueves por la noche, unos 20 diputados representantes de los distintos bloques, debatían la Reforma Fiscal y analizaban si bajaban o no al reciento dentro de una sala privada. No era una jornada de ánimos serenos. El acuerdo que acercaba al FAP y al FpV para modificar el revalúo y cobrarlo escalonado explotó en un altercado entre los bloques del FAP, la UCR, Celeste y Blanco, Alternativa Peronista.

“No hay tiempo que no se cumpla ni hay plazo que no se venza, tenemos que sacar esta ley porque sino vamos a pagar el costo todos”, dijo Marcelo Díaz, del FAP.  “Si bajan para cerrar un acuerdo, a espaldas del resto, no cuenten conmigo nunca más. Van a tener que arreglarse solos hasta el 2013″,  lo increpó Ricardo Lissalde, de Alternativa Peronista.

 

Díaz le recriminó a los gritos: “Me están acusando de llevarme la plata. Yo sólo propuse un acuerdo que permita construir una alternativa”. Ofuscado, salió a los gritos: “Hijos de mil puta. Se cae la sesión. Son unos traidores. A mí no me van a correr por izquierda”.

 

“¡Gorila!”, vociferó Lissalde. Varios radicales salieron a separar, porque la cosa se iba a las manos, según legisladores presentes.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar