Putin no quiere anular la elección y continúan acusándolo de fraude

El premier ruso descartó nuevamente realizar una revisión del resultado de los comicios parlamentarios que se desarrollaron el pasado 4 de diciembre, mientras millones de personas siguen protestando en las calles, hablando de fraude.

 

En este sentido, además de volver a rechazar la revisión de los resultados, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, acusó a la oposición de intentar “deslegitimar” el proceso electoral.

 

“Las elecciones a la Duma –Cámara baja– terminaron. La cámara funciona, su presidente ya ha sido elegido y los grupos parlamentarios ya han comenzado a trabajar”, afirmó Putin.

 

La oposición, por su parte, exige que se desconozcan los resultados de las elecciones legislativas, ya que son sospechadas de fraude; además piden que se realicen nuevamente el año entrante.

 

Rusia se ve afectada -al igual que muchos otros países del mundo- por una crisis económica que en los últimos años está tocando de cerca en el bolsillo de -principalmente- la clase media de ese país.

 

La respuesta de Putin a las masivas manifestaciones populares sigue siendo la misma: “debemos acabar con todas las posibles insinuaciones sobre la ilegitimidad de este proceso. Esto es importante para el país y para el Estado”.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar