X
Anunció que dará un “reconocimiento” monetario a los maestros que no hicieron paro. Descontará a quienes no dieron clases. Convoca para mañana en el marco de la conciliación.
Redacción 15/03/2017 12:18 PM

La gobernadora María Eugenia Vidal redobló la apuesta y endureció su postura ante el conflicto docente al avanzar hacia una lógica de premios y castigos que apunta a erosionar la seguidilla de medidas de fuerza que se viene desarrollando desde la fecha pautada para el inicio del ciclo lectivo.

En una conferencia de prensa desarrollada este miércoles, en la Casa de gobierno, la mandataria anunció que otorgará un “reconocimiento extraordinario y por única vez al presentismo de los docentes que este mes decidieron dar clases y privilegiaron a los chicos”.

Así, se dará un monto de $1000 para quienes no realizaron paro. Como contrapartida, se ratificó que se descontarán los días de huelga. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, quien acompañó a la mandataria en la actividad, fue el encargado de brindar precisiones. Según detalló, "para el salario inicial, el monto a recortar es de $300 pesos por día, es decir $3000 por mes”, indicó al calcular diez jornadas de paro en marzo.

En tanto, Vidal también anunció que se otorgará un adelanto de paritaria de entre $1500 y $3750 (según el cargo) que será recibido por todos los docentes como un adelanto a cuenta del acuerdo”. En este contexto, señaló que la Provincia convocará este jueves a un nuevo encuentro en el marco de la conciliación obligatoria que, recalcó, "está vigente".

La fecha elegida coincide con el día en que los gremios de la educación, junto a los sindicatos de estatales, de la salud y judiciales, marcharán a la gobernación para exigir respuesta a sus reclamos. La movilización está prevista para el medio día, en tanto la reunión paritaria fue programada para las 17 horas.

La gobernadora, tras dar cuenta de las nuevas medidas, volvió a agradecer a los docentes que "priorizaron a los chicos", mientras que también se dirigió a quienes hicieron paro: "Que consideren este adelanto de paritarias y vuelvan a las escuelas".  

"No hay vocación de dialogo en algunas de los representantes gremiales, hay vocación de conflicto".

Respecto a la recuperación de los días perdidos por los paros, el titular de Educación, Alejandro Finocciaro, recordó la resolución que firmó, y por la cual se podrían utilizar alguna de las dos semanas de receso invernal, y agregó que "estamos evaluando también algunas otras alternativas que informaremos en su debido momento".

La gobernadora desarrolló una extensa exposición sobre el proceso del conflicto, y de las ofertas realizadas, y apuntó “ante cada propuesta, recibimos anuncios de paro”. Y ahondó: “No somos ingenuos, sabemos que para dialogar hacen falta dos partes”. En este punto, cuestionó la ausencia de la mayoría del arco gremial docente a las reuniones enmarcadas en la conciliación obligatoria: “Siguieron anunciando paro y sin venir a las reuniones de conciliación (…) sin respetar ni la ley ni un fallo judicial que tiene plena vigencia”

“Quiero decirlo con todas las letras: no hay vocación de dialogo en algunas de los representantes gremiales, hay vocación de conflicto, que se extienda el mayor tiempo posible”, disparó aunque sin animarse a dar nombres: “Es hora que se sinceren y que digan si son kirchneristas”, insistió.
 

La mandataria bonaerense remarcó que la ley “prevé una serie de sanciones ante el desconocimiento de la conciliación obligatoria”.


Bajo este escenario de conflictividad, la gobernadora aseveró: “Yo no voy a especular, no soy candidata, no estoy trabajando por futuras candidaturas y mi único interés son los chicos de la provincia y sus familias, no me importa si pierdo una elección por esta decisión (…) Me consta que hay muchos dirigentes gremiales que tienen buena fe pero hay otros que no la tienen, que han demostrado que sólo quieren el conflicto”.

 

 

Docentes: Vidal endurece más su postura y aplica la lógica de premios y castigos

Anunció que dará un “reconocimiento” monetario a los maestros que no hicieron paro. Descontará a quienes no dieron clases. Convoca para mañana en el marco de la conciliación.

La gobernadora María Eugenia Vidal redobló la apuesta y endureció su postura ante el conflicto docente al avanzar hacia una lógica de premios y castigos que apunta a erosionar la seguidilla de medidas de fuerza que se viene desarrollando desde la fecha pautada para el inicio del ciclo lectivo.

En una conferencia de prensa desarrollada este miércoles, en la Casa de gobierno, la mandataria anunció que otorgará un “reconocimiento extraordinario y por única vez al presentismo de los docentes que este mes decidieron dar clases y privilegiaron a los chicos”.

Así, se dará un monto de $1000 para quienes no realizaron paro. Como contrapartida, se ratificó que se descontarán los días de huelga. El ministro de Economía, Hernán Lacunza, quien acompañó a la mandataria en la actividad, fue el encargado de brindar precisiones. Según detalló, "para el salario inicial, el monto a recortar es de $300 pesos por día, es decir $3000 por mes”, indicó al calcular diez jornadas de paro en marzo.

En tanto, Vidal también anunció que se otorgará un adelanto de paritaria de entre $1500 y $3750 (según el cargo) que será recibido por todos los docentes como un adelanto a cuenta del acuerdo”. En este contexto, señaló que la Provincia convocará este jueves a un nuevo encuentro en el marco de la conciliación obligatoria que, recalcó, "está vigente".

La fecha elegida coincide con el día en que los gremios de la educación, junto a los sindicatos de estatales, de la salud y judiciales, marcharán a la gobernación para exigir respuesta a sus reclamos. La movilización está prevista para el medio día, en tanto la reunión paritaria fue programada para las 17 horas.

La gobernadora, tras dar cuenta de las nuevas medidas, volvió a agradecer a los docentes que "priorizaron a los chicos", mientras que también se dirigió a quienes hicieron paro: "Que consideren este adelanto de paritarias y vuelvan a las escuelas".  

"No hay vocación de dialogo en algunas de los representantes gremiales, hay vocación de conflicto".

Respecto a la recuperación de los días perdidos por los paros, el titular de Educación, Alejandro Finocciaro, recordó la resolución que firmó, y por la cual se podrían utilizar alguna de las dos semanas de receso invernal, y agregó que "estamos evaluando también algunas otras alternativas que informaremos en su debido momento".

La gobernadora desarrolló una extensa exposición sobre el proceso del conflicto, y de las ofertas realizadas, y apuntó “ante cada propuesta, recibimos anuncios de paro”. Y ahondó: “No somos ingenuos, sabemos que para dialogar hacen falta dos partes”. En este punto, cuestionó la ausencia de la mayoría del arco gremial docente a las reuniones enmarcadas en la conciliación obligatoria: “Siguieron anunciando paro y sin venir a las reuniones de conciliación (…) sin respetar ni la ley ni un fallo judicial que tiene plena vigencia”

“Quiero decirlo con todas las letras: no hay vocación de dialogo en algunas de los representantes gremiales, hay vocación de conflicto, que se extienda el mayor tiempo posible”, disparó aunque sin animarse a dar nombres: “Es hora que se sinceren y que digan si son kirchneristas”, insistió.
 

La mandataria bonaerense remarcó que la ley “prevé una serie de sanciones ante el desconocimiento de la conciliación obligatoria”.


Bajo este escenario de conflictividad, la gobernadora aseveró: “Yo no voy a especular, no soy candidata, no estoy trabajando por futuras candidaturas y mi único interés son los chicos de la provincia y sus familias, no me importa si pierdo una elección por esta decisión (…) Me consta que hay muchos dirigentes gremiales que tienen buena fe pero hay otros que no la tienen, que han demostrado que sólo quieren el conflicto”.