Pretemporada 2023

Omisiones y temor, las principales críticas opositoras al mensaje de Schiaretti

Tras escuchar al gobernador, otras fuerzas lo acusaron de falta de autocrítica, por la indefinición del cronograma electoral y la negación de un “fin de ciclo”.

"Temeroso", "mediocre", "ocultador de la realidad", "pobre" y "paupérrimo", fueron solo algunos de los adjetivos a los que apelaron los partidos de la oposición para calificar el discurso  del gobernador Juan Schiaretti  para dejar inaugurado el 145° período de sesiones legislativas en la Legislatura provincial.

 

 

"Hoy el gobernador hizo un discurso como si fuese candidato a Presidente y como si los cordobeses pensaran que su mandato no termina. No hizo referencia al final y al saldo del mismo”, señaló Mario Negri, diputado nacional y presidente del bloque de la UCR en la Cámara baja.

 

La no aceptación de un fin de ciclo de 24 años que se siente inminente en la alianza Juntos por el Cambio, así como la indefinición del cronograma para las elecciones del año en curso, fueron otros aspectos fuertemente cuestionados desde la vereda de enfrente.

 

“Parecía temeroso de decir 'me voy', como si el poder fuera eterno, como si solamente ellos pudieran administrar esta provincia. Tienen pánico. Se aferran al poder y lo convierten en propio. Pareciera que dijese 'ya vengo, el año que viene nos vemos'. Pero se va”, remarcó el senador Luis Juez, precandidato a gobernador por JxC.

 

“Se destacó por ser el más pobre de los discursos que pronunció. Habla de un gobierno terminado, sin ideas, en retirada. Más de dos décadas de gestión peronista nos dejan estructuralmente una provincia desgastada, endeudada, insegura, cara. Ya no tienen más nada que ofrecer”, tuiteó Rodrigo de Loredo, el otro aspirante de la alianza cambiemista.

 

“Fue una decepción profunda escuchar a un gobernador que está terminando su mandato y que no conoce la Córdoba real que sufren muchos. Criticó al gobierno nacional porque no respeta las instituciones, pero no dice a los cordobeses cuándo se vota, especulando con la fecha de acuerdo a sus propios intereses”, analizó Marcos Carasso, diputado nacional y presidente de la UCR a nivel provincial.

 

La ausencia de referencias a temáticas atravesadas por crisis y reclamos también fue señalada desde las bancadas opositoras, que enmarcaron las palabras del gobernador en la creciente dinámica electoral.

 

“Nada dijo sobre la salud, hizo silencio respecto a lo que sucedió en el Hospital Neonatal, nada sobre los hechos de violencia institucional, nada sobre los crecientes problemas de seguridad. Prefirió utilizar este espacio institucional para instalarse a nivel nacional”, expresó Juan Jure, presidente del bloque Juntos UCR.

 

“Schiaretti pintó una Córdoba tan inexistente como sus chances presidenciales. Dijo que cumple lo que promete. Habría que recordarle los planes de vivienda, las 100 mil notebooks, las escuelas prometidas, las obras de saneamiento ya anunciadas. En temas sensibles como salud, educación y medio ambiente, mintió descaradamente”, sintetizó Luciana Echevarría, del Frente de Izquierda Unidad.

 

“Es lamentable que el gobernador pierda tiempo criticando a un gobierno nacional que le da todo lo que le corresponde a Córdoba, y más también, en vez de anunciar soluciones para los problemas estructurales que tiene la provincia”, consideró Mariana Caserio, legisladora del bloque Identidad Peronista, parte del Frente de Todos.

 

La preocupación sobre la herencia que recibiría un futuro gobierno de signo contrario unificó también los reclamos. En particular, la abultada deuda pública y las carencias denunciadas en el sistema de salud. “Comienzo del fin de una era. La de De la Sota y Schiaretti. Ahora el desafío es a una nueva generación, que sepa mantener lo bueno y derrumbar lo malo. En especial, la corrupción”, tuiteó Gregorio Hernández Maqueda, presidente de la Coalición Cívica Ari.

 

"La obra pública es muy significativa para cualquier gobierno, pero la pagan los ciudadanos. El ojo de la tormenta en Córdoba será profundizar un plan de salud", añadió Negri. “El endeudamiento con el que se tapó el desorden fiscal, los problemas de la salud y el flagelo de la seguridad van a ser responsabilidad de un nuevo gobierno”, amplió De Loredo.

 

"La deuda de Córdoba asciende a $413 mil millones, 97% en dólares. Por cada peso que aumenta el tipo de cambio, la deuda se incrementa $2.937 millones", analizó el legislador radical Marcelo Cossar.

 

Nicolás Massot denuncia una ilegitimidad en la reglamentación del capítulo de Ganancias. 
Victoria Villarruel, en el Senado.

También te puede interesar