28|9|2022

Soria: "Si la bala hubiese salido, aún no podríamos apagar el incendio"

03 de septiembre de 2022

03 de septiembre de 2022

El ministro de Justicia acusó a la oposición por "inyectar odio y desesperación". Una escalada de violencia y "un loquito", detrás del intento de magnicidio. 

El ministro de Justicia, Martín Soria, consideró que el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner era "esperable" frente a un contexto con la violencia en escalada y afirmó que lo sucedido marca "un antes y un después" en la historia democrática del país.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"¿Alguien es consciente de lo que hubiera pasado si esa bala hubiese salido? No podríamos apagar el incendio todavía", expresó en declaraciones a AM 750. Según el ministro, el episodio no lo sorprendió debido al escenario actual atravesado por un sector de la dirigencia opositora que "no para de inyectar odio en la sociedad". 

 

"Tenemos una oposición totalmente irresponsable que no ha parado de inyectar odio y desesperación en nuestra sociedad. Los hemos escuchado en estos dos años y en medio de una pandemia decir barbaridades como que las vacunas eran veneno, que cerrábamos escuelas, que liberábamos presos. Cualquier disparate", reprochó el funcionario. 

 

"Toda la escalada de los últimos meses termina en un loquito que intenta gatillarle a la vicepresidenta", evaluó Soria, al tiempo que le quitó responsabilidad a la custodia de Cristina Kirchner. Sin identificar a qué grupos se refería, el funcionario acusó que "ahora intentan poner la culpa en la custodia o el Gobierno y no en el odio que generan". "No puedo dar detalles de la investigación, pero en el momento del ataque, el agresor actuaba sólo", completó. 

 

En tanto, el ministro descartó la posibilidad de que la investigación se "politice". La causa tramitada en nos tribunales de Comodoro Py, bajo la carátula de tentativa de homicidio agravado, quedó en la órbita de la jueza María Eugenia Capuchetti “El caso del atentado a Cristina es tan grave que supera la camiseta amarilla de algunos jueces”, expresó.