TODOS CONTRA TODOS

De ficción a realidad, el Senado pasa del modo Netflix a recibir a Manzur

El fin de semana, abrió sus puertas para el rodaje de la serie El Reino. Luego, vinieron los preparativos de una sesión especial que será conducida por CFK.

Para brindar su primer informe ante el Senado, y cumplir parcialmente con la obligación que establece el artículo 101 de la Constitución, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, llegará este jueves al Congreso acompañado por 40 funcionarios. Todos arribarán luego del mediodía para asistirlo en una exposición que se extenderá por siete horas. Se instalarán en el Salón Azul, donde ya no quedarán rastros de un fin de semana muy agitado por la filmación de la segunda temporada de la serie El Reino, que protagoniza el actor Diego Peretti y fue creada por el cineasta Marcelo Piñeyro junto a la escritora Claudia Piñeiro.

 

La compañía más importante que tendrá Manzur no será la de sus colaboradores, ni la omnipresencia del vicejefe de Gabinete Jorge Neme. La sesión especial será conducida Cristina Fernández de Kirchner. La vicepresidenta volverá a sentarse en la presidencia del Senado luego de la sesión del 12 de mayo, que fue íntegramente encabezada por la presidenta provisional Claudia Abdala de Ledesma. Durante esas jornadas, CFK estaba a cargo del Ejecutivo porque el presidente Alberto Fernández había viajado a Europa en una gira oficial y, tal como lo hace desde que asumió, mantiene un bajísimo en esos casos.

 

Aunque últimamente no se sentó en el principal sillón del recinto, Cristina Kirchner maneja todos los resortes del Senado con una agenda muy agitada. En el medio también aceptó un pedido que recibió de la cadena Netflix para que los productores de la serie El Reino pudieran acceder a las instalaciones del Senado para filmar escenas de la segunda temporada. El despliegue de la ferretería audiovisual en los alrededores del Congreso fue visible durante todo el fin de semana y el despliegue fue confirmado ante las consultas de Letra P. En el Palacio estuvo parte del elenco de la famosa serie que encabeza Peretti, en el rol del pastor evangélico Emilio Vázquez Pena, que fue compañero de fórmula de un candidato presidencial que es asesinado en campaña. Si la trama es atrapante para el público, lo es por partida doble para los políticos. 

 

El formato tampoco es ajeno para la vicepresidenta. Ha reconocido en varias oportunidades su gusto por las miniseries, al punto de confiar que vio un capítulo de la serie  Game of Thrones mientras esperaba el recuento de las PASO legislativas 2017, cuando terminó subiendo al escenario entrada la madrugada, luego de que estuviera cabeza a cabeza en el recuento durante horas con la boleta de Cambiemos que llevaba a Esteban Bullrich como candidato a senador. 

 

Este jueves la presencia de la vicepresidenta será un respaldo al ministro coordinador que, como contó Letra P, estuvo a punto de renunciar durante enero. Por entonces no podía ocultar su malestar ante el poco protagonismo que le había dado el Presidente desde que le tomó juramento el 20 de septiembre de 2021. Fue poco después de la derrota del Frente de Todos en las PASO que se realizaron una semana antes. Luego del revés electoral, CFK cuestionó duramente a Fernández en la primera carta que hizo pública. En ese texto reclamó un cambio de Gabinete y contó que le había recomendado al gobernador tucumano, hoy de licencia, para que reemplazara a Santiago Cafiero. Así como lo impulsó para el cargo, meses después le pidió no presentara la renuncia, aunque ella no tiene una buena relación y así lo reconoció en el primer misil epistolar.

 

"Le manifesté (al Presidente) que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del gobernador Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1)", escribió en esos días tormentosos.

 

Este jueves Manzur posiblemente vuelva a sentir la sensación que vivió en la primavera del año pasado: que Cristina Kirchner le había dado otra oportunidad, pero esta vez impulsada por la extrema necesidad. Los ocho meses que el médico tucumano ya pasó por el cargo, posiblemente hayan disipado las sospechas de algunos habitantes de la Casa Rosada. En medio de la feroz interna oficialista a cielo abierto, varios creyeron que la recomendación pública de la expresidenta era parte de un intento para hundirlo.

 

En la previa de la visita al Senado, Manzur reunió el miércoles a todo el gabinete para mantener activa la liturgia del ejercicio del poder. Por la tarde, con los preparativos casi concluidos, oficializó el envío formal del informe 132°. Tiene 856 páginas donde están las respuestas a las 915 preguntas que recibió. Según la subsecretaría de Asuntos Parlamentarios, que está en la órbita de Manzur, la bancada que remitió al Poder Ejecutivo la mayor cantidad de consultas fue la Unión Cívica Radical con 551, seguida por el Frente PRO con 139 y el Frente de Todos con 74. 

 

La última vez que un ministro coordinador compareció presencialmente ante el Senado fue el 3 de junio del año pasado, cuando Cafiero presentó el informe 129°. El artículo 101 de la Constitución establece que el jefe de Gabinete debe asistir al Congreso "al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del gobierno". El 8 de julio de 2021, Cafiero ofreció el volumen de respuestas 130° en Diputados y Manzur, que acababa de reemplazarlo, envió el informe 131° por escrito, sin asistir a defenderlo. Este jueves le tocará debutar ante el pleno con la versión 132° de la obligación constitucional. Lleva siete meses sin cumplirla. 

 

La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 
La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 

También te puede interesar