28|1|2023

“El PJ de Neuquén parece una pyme”

15 de marzo de 2022

15 de marzo de 2022

Crítico de Darío Martínez y Parrilli, abre una tercera vía para disputarles la conducción partidaria. Diferencias con Rioseco y elogio a la neuquinidad del MPN.

Fabián Ungar quiere competir por la conducción del Partido Justicialista (PJ) de Neuquén. Lo tiene decidido, tras reservar color para una lista que presentará si el secretario de Energía, Darío Martínez, y el senador nacional Oscar Parrilli se presentan a pelear en las urnas por un esquema partidario que sufre los avatares del gobierno nacional y la permanente tensión en el Frente de Todos y viene de salir tercero en el distrito en las elecciones legislativas de 2021.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“El PJ no levanta cabeza, los resultados están a la vista. Perdimos concejalías e intendencias. El PJ, hasta hoy, es un partido de achique, no es amplio”, le dice Ungar a Letra P, en medio de un parate de la ronda de encuentros que mantiene con vistas al cierre de listas del próximo 29 de marzo y advierte: “Nos preocupa que vacíen la elección”.

 

“Queremos competir contra Martínez y Parrilli. Si ellos juegan, jugamos todos”, insiste sobre la presentación de su boleta, el paso previo a las elecciones partidarias dispuestas para el 24 de abril.

 

Elogioso con el proyecto de provincia que forjó el Movimiento Popular Neuquino (MPN), Ungar, quien supo militar en el sector que lidera Parrilli e intentó sin éxito llegar a la Cámara de Diputados en los últimos comicios, rechaza la idea del exintendente de Cutral Co y último candidato a gobernador del panperonismo Ramón Rioseco de buscar un acuerdo con Juntos por el Cambio (JxC) para conformar un gran frente local opositor. “No se trata de ganarle al MPN como sea, debemos tener una propuesta superadora”, avisa.

 

-¿Con qué perspectiva se prepara para las elecciones internas?

 

-Nos preocupa que vacíen la elección. Queremos competir contra Martínez y Parrilli. Si ellos juegan, jugamos todos. Se disputa el liderazgo, por eso buscamos una discusión profunda. Lo hacemos porque no queremos más que los actores que participan en la interna impongan familiares en las listas. Todos sabemos que hay varias compañeras y compañeros que terminan resignados, aislados, con este modelo partidario.

 

-¿Cómo analiza los últimos años del PJ provincial?

 

-El PJ no levanta cabeza, los resultados están a la vista. Perdimos concejalías e intendencias. El modus operandi de Parrilli y de Martínez fue el mismo. El PJ, hasta hoy, es un partido de achique, no es amplio. Nuestro desafío es tener la capacidad de ser gobierno o de ser una oposición seria. Tenemos que hablar de la mala conectividad de Neuquén, de los problemas con el agua, debatir sobre nuevas energías y sobre las concesiones de las represas del Comahue. Eso hay que hacer para convocar a los neuquinos y las neuquinas.

 

-El peronismo neuquino salió tercero en las elecciones del año pasado. Si no cambia, ¿le puede ir peor en 2023?

 

-Si las listas son de parientes, el peronismo terminará cuarto. Es sustancial un debate sincero, sin maquillajes. No debemos perder este momento histórico de la interna.

 

-Usted militó en el espacio de Parrilli y ahora lo critica ¿Por qué se alejó de ese sector?

 

-Milité con él, pero cuando se privilegia a la familia por sobre el movimiento político, se generan contradicciones. Converso con él, pero siempre le dije que es necesario un peronismo más local, con identidad propia. Por eso evaluamos la posibilidad de presentarnos a competir. 

 

-¿Es posible un acuerdo de unidad?

 

-Siempre es posible si se entiende un cambio de lógica. El peronismo no creció, decreció. Solo hay que analizar cómo le iba al justicialismo en las elecciones nacionales en Neuquén. Hay una base, un caldo peronista, pero no estuvimos a la altura para sostenerlo y darle un proyecto superador.

 

-¿Qué opina de la postura de Rioseco de sumar a JxC a un gran frente contra el MPN?

 

-Me siento lejos de esa idea. No se trata de ganarle al MPN como sea, debemos tener una propuesta superadora. Hay que pensar una provincia como lo hizo don Felipe Sapag en su momento. Tenemos los recursos para soñar, pero, insisto, si la fórmula no es un partido de amigos y de familiares. El PJ debe cambiar. Así, parece una pyme.