Fase M

Alerta inflación: la electricidad mayorista subió 80% y amenaza con ir a precios

Las empresas recibieron facturas con costos actualizados que presionarán en las góndolas, fuera del programa Precios Justos. Más aumentos en marzo.

En los últimos días las fábricas recibieron facturas energéticas con incrementos en torno al 80%, que dispararía aumentos entre el 2% y el 5% en los productos de góndola que no están bajo el paraguas de Precios Justos. Las subas estaban en el radar de las empresas, pero el nivel de la remarcación generó preocupación entre los manufactureros, que se encuentran en medio de una política estatal de congelamiento de precios consensuado hasta marzo y con denuncias surgidas desde el arco político del oficialismo por el corrimiento de los costos que impacta en la inflación general. 

 

"Este aumento del 80% nos va a pegar muy fuerte, en un momento muy difícil de la economía, en donde se está luchando por fijar precios y sostener la estabilidad económica", aseguró el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, quien además alertó que el salto en los precios que cursó la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa) "va a impactar entre un 2% y un 5% que incidirá en los precios de las góndolas".

 

El segmento de las pymes industriales pedirá a la secretaria de Energía, Flavia Royón, que intervenga para atenuar el impacto del aumento en las fábricas pequeñas y medianas. Si bien existe "sorpresa" por el aumento "de una sola vez", fuentes empresariales admitieron a Letra P que la relación de precios y costos de la energía eléctrica permitía esa actualización, pero se quejaron que llegue sin anuncios previos ni contemplando el contexto de medidas antiinflacionarias, con acuerdos de precios que impiden el traslado de los mayores costos.

 

"Planteamos una segmentación para contemplar este conflicto que sabíamos que podía llegar, porque entendemos que el precio de la energía no está sobrevaluado. El problema es el momento, ya que puede transformarse en un aumento de precios. Desde la Secretaría de Energía se debería estudiar la manera en que se puede absorber para que a la industria pyme no le impacte y se puedan sostener los precios acordados, que alcanzó el Gobierno y que el empresariado debe acompañar para sostener la estabilidad económica", sostuvo Rosato.

 

En la Unión Industrial Argentina (UIA) no está todavía en carpeta oficial la problemática, pero varios integrantes de la central fabril admitieron ante este portal que será una preocupación de doble impacto. Por un lado, el congelamiento de los productos alcanzados por Precios Justos y que no pueden variar durante los próximos cuatro meses, generará una pérdida de rentabilidad para las empresas, y los que están afuera de ese cepo seguirán presionando a la inflación. Por el otro, habrá una "represión" de remarcaciones que se trasladará para cuando finalice el programa.

 

"Lo que esperamos es que se tome en cuenta, al momento de negociar los aumentos correspondientes, que la energía eléctrica es uno de los factores más constantes en los costos de la producción. Es lógico que existan actualizaciones de precios, pero en un contexto de inflación y de precios regulados, lo que reclamamos es que las empresas no tengan que absorber todo, porque además se avecinan tiempos de caída de la producción por una demanda que va a sufrir durante el verano", aclaró el dueño de una empresa bonaerense, que tiene parte de sus productos en Precios Justos.

 

El Gobierno puso en marcha una serie de acuerdos para evitar saltos en los insumos difundidos, que son uno de los puntales de los costos de las fábricas. El entendimiento estableció una suba mensual con tope del 3,9% mensual entre diciembre y marzo del año próximo, con el objetivo de "darle previsibilidad a la estructura de costos de las empresas que participan del programa Precios Justos debido a que uno de los factores fundamentales en la formación del precio de un producto son los costos de los llamados insumos de uso difundido".

 

Los insumos elaborados que ingresaron en este acuerdo provienen del vidrio, papel, aluminio, químicos, entre otros. Y las empresas que participaron son Alpac SRL, Alpek Polyester, Aluar, Cafepa, Cattorini Hnos, Cristalería Rosario, Dow Chemical, Emsur Argentina SA, Bolsapel, Grupo Saporiti, Guala Closures SA, Rigolleau, Serviflex SA, Tetra Pack SRL, Transclor y Trivium Packaging Argentina SA.

 

No firmó el congelamiento el Grupo Techint, que dentro de sus empresas tiene a Ternium, fabricante de aceros planos que se utiliza en la industria y que suele ser el blanco de las críticas de las pymes que integran la cadena de valor. Este jueves, Sergio Massa dialogará con el presidente y CEO de la T, Paolo Rocca, en el cierre del tradicional encuentro ProPymes, con el mar de fondo de las tensiones que se desataron en la UIA por la relación que la entidad fabril mantiene con el gobierno y que generó el enojo del ministro de Economía, en el medio de los reclamos por la falta de dólares para la importación de insumos y bienes de capital, que tiene a la multinacional ítalo-argentina como motor del endurecimiento de los discursos.

 

el gobierno reconocio un acercamiento con la cgt
Axel Kicillof, en el acto en la Quinta de San Vicente.

También te puede interesar