27|4|2022

La radio porteña picó en punta en 2021

27 de diciembre de 2021

27 de diciembre de 2021

Firme y concentrado, con un esquema de propiedad que mutó con el cambio de gobierno, el mercado radiofónico de Buenos Aires supo conservar su audiencia.

En medio de la crisis económica, social y sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19, el mercado de radios porteñas expuso movimientos que tendieron a consolidar y agrandar a los actores preexistentes. Tanto en audiencia como en cantidad de emisoras, un puñado de empresarios se quedó con casi la totalidad de los oyentes. Además, el encendido mostró recuperación tras la caída registrada durante el aislamiento y emergieron nuevos horarios preferidos.

 

El encendido

En 2020, la audiencia de radio cayó drásticamente. El cambio en las rutinas de la población argentina, el home-office y el no viaje al trabajo/escuela/universidades fueron factores determinantes. Si bien las emisoras habladas y de noticias sostuvieron sus números, las musicales sufrieron grandes pérdidas. Sin embargo, en 2021 se registraron números superiores a los de la prepandemia en materia de rating como augurio de la buena salud del medio.

 

Un fenómeno interesante de la audiencia de radio en 2021 fue el emparejamiento que hubo entre las franjas matutinas y las vespertinas. Si bien el prime time sigue siendo el horario de media mañana (entre las 9 y las 12), la primera y la segunda tardes alcanzaron un encendido mucho más alto que en los últimos dos años. La curva de encendido diario se emparejó.

 

En materia de emisoras, puede destacarse el gran crecimiento de Radio Rivadavia. La histórica emisora, que reconfiguró su programación con periodistas de fuerte línea conservadora, triplicó su share en un año. Otra emisora que tuvo un muy buen año fue La 100: perforó su techo y rompió récords mes a mes. Entre las FM, Mega también encontró un año de éxitos y llegó a posicionarse como la emisora con más audiencia del Grupo Indalo.

 

Entre las que no tuvieron un buen 2021 puede colocarse a la AM 750, Radio 10 y Metro. De hecho, son las que más reformularán sus programaciones para el próximo año. La histórica emisora de FM sufrió la salida de sus clásicos conductores, quienes lograron posicionar a Urbana Play como la sexta emisora más escuchada en ese dial.

 

Si se considera una medición alternativa a la de Kantar Ibope que puja por generar competencia en un mercado monopolizado como el de medición de audiencia, la consultora Proyección indicó un fuerte crecimiento de El Destape Radio y Rock & Pop entre las FM y una menor diferencia entre Radio Mitre y Radio 10 entre los primeros puestos de AM. Esto último, resulta lógico ante el crecimiento de Rivadavia, su competencia directa.

 

Concentración de mercado

El año que termina también marcó la consolidación del oligopolio dominante del mercado radiofónico porteño. Mientras los grupos Clarín e Indalo sostuvieron sus emisoras, el Grupo Octubre y Alpha media se confirmaron como los otros actores poderosos, aunque más en cantidad de emisoras que de oyentes. 

 

Según la participación de las emisoras dentro de las mediciones, estos cuatro grupos empresarios se quedan con el 66% del encendido: dos de cada tres radios encendidas en el AMBA sintonizan una emisora de estos cuatro grupos empresarios. Los de mayor participación son, como se dijo, Clarín e Indalo.

 

Esta estructura concentrada también se consolidó en 2021. Este año se materializó el control del Grupo Octubre, que dirige Víctor Santa María, sobre las emisoras que pertenecían al “Fantasma” González (Like y Aspen) mientras en los últimos meses del año celebró una alianza estratégica con Mario Pergolini (Vorterix). Del mismo modo, en este año Marcelo Fígoli (Alpha Media) concretó el traspaso de Metro 95.1 y logró la reconstrucción del imperio radiofónico consolidado en los 2000’s por la familia Moneta.

 

Si bien existen otros importantes grupos de medios con radios de relevancia en el mercado porteño, como el Grupo América (Radio La Red), estos cuatro actores concentran cuatro de las cinco emisoras más escuchadas en AM y FM.

 

De esta forma, 2022 será un año interesante para un mercado radiofónico porteño que parece haber reconfigurado finalmente su esquema de propiedad tras el cambio de gobierno y la larga pandemia con miras a sostener una buena posición en el debate público.