04|1|2022

Cerraron los comicios municipales y regionales en Venezuela

21 de noviembre de 2021

21 de noviembre de 2021

Se renuevan autoridades ejecutivas y legislativas de los 23 departamentos de las 335 ciudades. La participación de la oposición. 

Con la participación de los sectores más duros de la oposición por primera vez desde 2017 y con la presencia de importantes misiones internacionales, se realizó con normalidad las megaelecciones venezolanas donde se renuevan a todas las autoridades ejecutivas y legislativas de los 23 departamentos del país. 

 

El país caribeño eligió 3.082 públicos entre las gobernaciones, las alcaldías, las legislaturas y los consejos locales entre un total de 70.422 candidaturas de 111 fuerzas diferentes, pero este domingo los sillones públicos no fueron lo único que están en juego. La clase política busca volver a atraer a la ciudadanía alejada de las urnas que ha hecho de la baja participación una nueva característica nacional y dar un primer paso para generar las condiciones necesarias para retomar la mesa de diálogo suspendida en México e intentar alcanzar una salida institucional y pacífica a la crisis socioeconómica. La competencia del chavismo con la oposición más intransigente es la oportunidad para lograrlo.

 

Según distintas fuentes que son parte de las misiones internacionales de observación con las que pudo hablar Letra P, la jornada democrática se desarrolló sin sobresaltos y con los tradicionales retrasos en la apertura de las mesas que suelen ocurrir en cualquier proceso electoral continental. El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro Calzadilla -que cuenta con el reconocimiento de los diferentes sectores políticos-, invitó a “todos los venezolanos y venezolanas a ejercer su derecho” y aseguró que los incidentes reportados son “aislados” e “insignificantes”. “Está todo en tranquilidad”, le aseguró una delegada internacional a este medio desde un centro de votación en la capital, Caracas.

 

Ni el gobierno del presidente Nicolás Maduro ni la oposición quisieron desperdiciar esta jornada y buscaron aprovecharla para sus intereses futuros. Por un lado, el chavismo intentaba renovar las condiciones internas para mejorar sus relaciones con la comunidad internacional, especialmente con aquella que la condena al aislamiento y la somete a sanciones económicas, como la Unión Europea y Estados Unidos. Además, se espera que obtenga un nuevo triunfo electoral ante una oposición que, nuevamente, llega desunida y sin fortalezas luego de años de rechazar los comicios como vía legítima de participación política. Por lo tanto, busca mostrar ante el mundo una victoria que, por lo menos antes de su realización, no es desconocida por diferentes países.  

 

Por el otro, la oposición pretende volver a ocupar instancias de poder y de toma de decisiones tras haber perdido dichas herramientas luego de no participar de las elecciones presidenciales de 2018 y las legislativas de 2020. Además, pretende alcanzar mínimos acuerdos entre los distintos partidos que le permitan, primero, recuperar fuerza electoral y avanzar en el escenario caribeño; y, segundo, regenerar la confianza social entre aquellos sectores de la población que ya no la ven como una fuente de confianza para destronar al chavismo todavía reinante luego de años de pasos en falsos, estrategias erróneas y cambios de discursos.

 

Para todo ello será fundamental la confianza en el proceso, algo que, hasta la mitad de la jornada, estaba garantizada por parte de diferentes actores. En este sentido, el exgobernador de Miranda y principal figura opositora que convoca a participar de las elecciones, Henrique Capriles, votó pasado el mediodía y anticipó que se vivirá “una tarde movida” por la cantidad de gente que acudirá a las urnas. “Mañana vamos a dar unos pasos hacia el frente porque vamos a tener voces que hoy no tenemos”, afirmó con relación a los resultados que se darán a conocer esta noche.

 

Por su parte, el expresidente español y observador internacional de la jornada, José Luis Zapatero, aseguró que este domingo Venezuela va a “avanzar” y que “va a marcar un antes y un después” en el escenario nacional. “Hay esperanza porque todas las fuerzas políticas participan y los venezolanos y venezolanas acuden a las urnas”, agregó.

 

En este contexto donde se eligen cargos públicos, pero en el que está en juego la normalización de la vida política y la posibilidad de alcanzar acuerdos para superar la crisis más grave de la historia nacional, Venezuela espera los resultados electorales con la esperanza de avanzar hacia el futuro.