X

El jefe de los empacadores de la fruta le advirtió a Letra P que los próximos meses definirán la economía regional. Las empresas se acercan al Gobierno.

Por 15/08/2020 11:52

En días de una realidad particular para la fruticultura de Río Negro y Neuquén, donde las empresas exportadoras diseñan un plan para obtener mayor competitividad, los tres sindicatos vinculados a la actividad reafirman la necesidad de que se les reconozca el plus por zona desfavorable. Según cuenta a Letra P el titular del Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta (Soefrnyn), Marcos Bielma, si no se llega a un acuerdo con la patronal, aglutinada en la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (Cafi), la cosecha 2021 no se levanta. Junto a la UATRE y Stihmpra, presionan para modificar el reparto salarial con un proyecto en el Congreso.

“La gente está entusiasmada. Las movilizaciones son cada vez más numerosas y no vamos bajar los brazos. Si no se da, la cosecha no se levanta”, advierte. Como marca la agenda, luego de manifestaciones en General Roca y San Patricio del Chañar, a mediados de septiembre habrá otra en Cipolletti.

 

Populosa manifestación esta semana en San Patricio del Chañar, Neuquén. 


-¿Cómo avanza esta negociación para los tres gremios en un contexto tan particular para el Alto Valle y las dos provincias?

-La realidad es más que particular. Lo que sucede en los puestos de trabajo, sumado a lo del Covid-19, complica nuestra situación. Más allá que cada temporada es difícil para nosotros, para las empresas fue un año muy bueno. En anteriores, peleábamos para que no cortaran la actividad en marzo o abril. Guardaban la fruta. Este año, peleábamos para proteger a los compañeros, que trabajaron a full hasta junio. En la mayoría de los galpones, fue muy bien. Se vendió al mercado interno y se sumó que en Europa hubo mala cosecha. 

-Las empresas advierten que es inviable el reclamo, que es demasiado el 50% de zona

-Nosotros defendemos un reclamo justo. Los obreros de la fruta y el empaque nos compusimos porque logramos el 51, 5%. Con el gremio de Sthimpra tenemos un sueldo parecido. Antes, los compañeros no llegaban a los 30 mil pesos. Los compañeros de la Uatre también pelean por lo suyo.

 

 

-¿Existió un intento de mediar por parte de los gobiernos de Neuquén y Río Negro?

-No se meten, dicen que es algo entre privados. Nos dan la razón, pero nada más.

-Algunas versiones indican que el proyecto del diputado Pablo Ansaloni todavía no tiene el respaldo suficiente para avanzar ¿Qué les dicen los legisladores nacionales?

-Tenemos fe en que va a salir, pero si no sale, si no hay un acuerdo, la cosecha no se va a levantar. En eso estamos de acuerdo los tres gremios. (Los empresarios) estaban acostumbrados a que nuestros sueldos eran bajísimos y nosotros, en los últimos años, dimos un salto de calidad. Igual, sólo equiparamos la situación inflacionaria. Las empresas no son nuestras enemigas, pero en la crisis siempre paga el obrero.