X

El director de Swiss Medical e IDEA le dijo a Letra P que “el sector se está preparando, junto al Estado” para atender la emergencia. "Hubo delirios de intervenir de algunos políticos", afirmó.

Por 07/04/2020 16:56

La discusión sobre el sistema de salud desatada en plena pandemia de coronavirus aminoró su marcha luego de que el Estado y los privados acercaran posiciones sobre el plan general de atención en el contexto de crisis. Miguel Blanco, director de Swiss Medical y mano derecha de Claudio Belocopitt, le dijo a Letra P que “hubo algún delirio de algún funcionario que quiso intervenir el sector, pero no eran la mayoría". Se refirió, concretamente, a una idea que dejó trascender el ministro de Salud, Ginés González García, sobre un esquema transitorio de estatización de la salud privada mientras dure la pandemia.

Blanco, que también encabeza la cámara empresaria IDEA, dobló la apuesta sobre el tema y adelantó a este portal que “si en el contexto de la pandemia lo exige, vamos a atender en los sanatorios privados a gente que no tiene prepaga, gente sin carnet, se puede hacer perfectamente”.

En la charla, se refirió además a los efectos económicos de la pandemia: sostuvo que “si no hay una flexibilización, el colapso será muy grande”. Y agregó que, según estudios médicos de su institución, “en lo médico, viene lenta en cuanto a contagios, pero esto es día a día”.

-¿Hay que abrir la cuarentena?

-Si se hace por sectores y con prudencia, puede funcionar. En nuestro caso, estamos pensando en dividir a los trabajadores en tercios, para que trabajen determinados días, y un porcentaje trabaje desde su casa. Hay que evitar los lugares de encuentros masivos. Si no hay flexibilización, el colapso económico va a ser muy grande. La ayuda estatal no está llegando a sectores que son comercios pequeños que han cerrado y no tienen otra forma de tener ingresos si no hay circulación.

-Como empresa de salud, ¿qué están viendo?

-Que el pico puede ser en mayo. Se está corriendo, hacia la primera quincena, pero nadie sabe. En el día a día, tenemos actuarios trabajando en estimaciones de evolución del contagio, sumando insumos y capacidad. En las suites tenemos una segunda cama, estamos contratando hoteles para aislar a los leves. La cosa viene lenta, pero ojalá que siga así. Todavía no hay nada concluyente.

-¿Cómo evalúan el volumen de contagios?

"Si no hay flexibilización, el colapso económico va a ser muy grande. La ayuda estatal no está llegando a comercios pequeños que han cerrado y no tienen otra forma de tener ingresos si no hay circulación."

-La cantidad de infectados no se conoce porque hay un tema con los testeos, porque falta material, que es todo importado, y los países que lo producen lo hacen para mercado interno. No es un tema de decisión política el testeo. A la gente la vamos internando con síntomas, sin test, si tiene fiebre, tos seca y perdida de gusto. La mantenemos en internación y mandamos la muestra al Malbran, que tarda cinco días. Si mejora y está leve, los mandamos a un hotel.

-El Gobierno esbozó una idea de estatización temporaria del sistema de salud. ¿Cómo lo tomaron?

-Están copiando situaciones que son muy distintas en el mundo. Se habla de Irlanda, que es un 90% público y 10% privado, acá es al revés. Lo que sí debe haber es una coordinación, que es lo que se hace todos los días, con gente del Gobierno. Vamos a internar gente del sector público desde el privado, si es necesario, sin carnet. Se puede hacer perfectamente si es necesario, atender gente que no tiene prepaga, pero ese requiere una coordinación, no estatización. Hubo delirios de intervenir de algunos políticos.

-¿Midió el impacto de la crisis en la actividad general?

-Hubo una propuesta de un grupo de empresarios que se le llevó al Gobierno. Estamos en sesión diaria mensual. No se sabe la caída, hay amplios sectores de la economía parados.

"Hubo delirios de intervenir de algunos políticos."

-¿Tuvieron mora en las cuotas de las prepagas?

-Hasta ahora no hemos tenido. Con la gente que pagaba en efectivo en un banco, estamos viendo cómo hacerlo. Hasta ahora, todos quieren pagar.

-¿Cómo es la situación del empleo en la salud privada?

-Estamos tomando enfermeros y médicos y contratando médicos de nuestra cartilla, para derivarles pacientes. Pagamos la consulta como si fuera presencial, pero se hace virtual.